Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Gobierno no quiere aumentar la crispación en vísperas del 21-D

Rajoy ordena un “desembarco silencioso” de ministros en Cataluña

Viajan a Barcelona en los próximos días para firmar disposiciones ineludibles. La consigna es que usen los despachos de los ex consellers con la máxima discreción

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rajoy trabaja en una segunda fase de la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Moncloa contempla un desembarco de ministros en las semanas previas a las elecciones del 21 de diciembre. Les ha solicitado que accedan, con discreción y generando el menor ruido posible, en los despachos de las distintas sedes de la Generalitat.


Rajoy, presidiendo un Consejo de Ministros. Rajoy, presidiendo un Consejo de Ministros.

El presidente acaba de admitir su satisfacción por el desarrollo de las medidas extraordinarias para Cataluña en aplicación del artículo 155: “Las cosas están marchando bien; los funcionarios catalanes están cumpliendo con su obligación y haciendo las cosas bien”, ha destacado en los últimos días.

Según ha podido confirmar ECD toda esta fase se ha desarrollado midiendo muy bien los tiempos y las formas. Un dato: ningún ministro se ha visto obligado hasta ahora a desplazarse a los despachos de los ex consellers.

En su lugar han desembarcado secretarios de Estado, directores generales, subsecretarios y otros cargos técnicos de cada uno de los departamentos, “desconocidos desde el punto de vista político, para evitar cualquier tipo de provocación”.

Tampoco ha viajado todavía a Barcelona la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ejerce ahora como ‘presidenta’ de Cataluña, para acceder o tomar posesión del despacho de Carles Puigdemont en el Palau de la Generalitat. “No ha habido, por tanto, una sensación de desembarco, ni de invasión para los funcionarios”, explican.

Dos semanas de aplicación del 155

Dos semanas después de tomar el control de la administración catalana, el Ejecutivo de Rajoy subraya la normalidad absoluta en la que se ha producido la asunción legal de las funciones autonómicas. Y se concluye: la clave de esta tranquilidad ha sido la prudencia.

Sin embargo, las cosas van a cambiar. Moncloa contempla que los trámites para la organización de las elecciones del 21 de diciembre van a obligar a que varios miembros del Ejecutivo se presenten en las próximas semanas en las sedes en la Generalitat. Justo en los días previos al comienzo de la campaña electoral en Cataluña, a principios de diciembre.

Rajoy pide discreción a los ministros

Por ello, según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes conocedoras de los planes de La Moncloa, Rajoy ha pedido a los miembros del Gobierno que, cuando llegue el caso, sean discretos, pasen el menor tiempo posible en los despachos y acudan simplemente para tramitar aquellos asuntos que sean necesarios para el funcionamiento básico de la consejería en cuestión o para la celebración de las elecciones autonómicas.

“Intervenir mucho menos que un Gobierno en funciones”: esta es la consigna. Los ministros mantienen contactos con altos cargos de la Administración catalana, con los que no han dejado de hablar en estas dos semanas. Pero el trabajo de control se está realizando desde Madrid. Hay que seguir así. “Entrar a la Generalitat lo mínimo indispensable”, remarcan.

No venimos aquí a hacer política”

Por el momento, el Ejecutivo central ha conseguido que las destituciones se hayan limitado a los miembros del Govern y su personal de máxima confianza. Y a la supresión de órganos independentistas, como los relacionados con el Consejo Asesor para la Transición Nacional.

El único objetivo de Moncloa está siendo que la Administración catalana no se paralice hasta que se forme un nuevo Gobierno en la región. “Por eso desde los ministerios, en Madrid, no se están dictando órdenes para que –por ejemplo- las consejerías de Economía o Educación introduzcan cambios en sus políticas”.

Los consejeros han sido sustituidos por niveles intermedios de cada departamento. “Solo les hemos pedido que sean profesionales, que sigan con su trabajo de mantener en funcionamiento la consejería y seguir prestando servicios a los ciudadanos”, asegura a ECD un alto cargo de Moncloa que ha viajado varias veces estos días a Barcelona.

“Se han cambiado personas, no políticas”, insiste. Es la clave, presumen en Presidencia, de que se haya producido un relevo natural en los puestos de dirección de la Administración catalana.

Rajoy no está dispuesto ahora a que esta situación se complique en las próximas semanas, con la inevitable llegada de más altos cargos del Estado para la logística del 21-D. De ahí, el diseño en Moncloa de este plan para un “desembarco silencioso”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·