Viernes 26/05/2017. Actualizado 01:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Vea el documento del Estado Mayor

El JEME decepciona a los militares de Tierra: las pruebas físicas no tendrán en cuenta la edad

Un soldado de 20 años y un cabo de 50 deberán correr 10 kilómetros cargados con 20 kilos de equipo en 90 minutos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Como todos los años, los militares del Ejército de Tierra deberán superar una prueba física conjunta en su unidad. Este año se esperaba que los criterios de evaluación tuvieran en cuenta la edad del evaluado. Así lo había trasladado el JEME a los miembros del Consejo de Personal. Sin embargo, se mantiene la igualdad independientemente de la edad.


Militares de Tierra realizando su 'prueba de unidad'. Militares de Tierra realizando su 'prueba de unidad'.

El Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC) ha difundido a todas las unidades del Ejército de Tierra la instrucción técnica 04/15, en el que vienen recogidos todos los detalles de la prueba física que deberán superar los militares en este 2015.

El documento, según ha sabido El Confidencial Digital, ha causado “decepción” entre buena parte de los efectivos que van a pasar por dicha evaluación: consideran que se ha incumplido la promesa de adaptar la dureza de la prueba a la edad del militar.

Tal y como explican fuentes militares, y corroboran voces próximas al Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, el Jefe del Estado Mayor del Ejército se había comprometido en pasadas reuniones del organismo a que estos criterios serían revisados para que se distinguiera entre las edades de los evaluados. Algo que no se ha visto finalmente reflejado en la instrucción, pese a las quejas registradas en los últimos años.

10 kilómetros con 20 kilos de equipo

Esta ‘prueba de unidad’ tiene como objetivo determinar el estado de preparación física operativa de cada destacamento, y deben realizarla todos los miembros que compongan la unidad.

Se trata de un recorrido de 10 kilómetros de distancia que se deben cubrir en equipos tipo escuadrón. El tiempo establecido para la realización de la prueba no debe ser inferior a 85 minutos ni superior a 90, estableciéndose que el terreno debe ser “sensiblemente llano”.

Los participantes realizarán el circuito cargados con su equipo de combate ligero, unos 20 kilogramos aproximadamente según la instrucción. Entre ellos, el fusil de asalto con cargador vacío (unos 3,5 kilos), el uniforme con botas (otros 3 kilográmos), el porta equipos, casco, mochila y cantimplora.

En total, el peso de todo el equipo asciende a 13 kilogramos, aunque los 7 restantes hasta llegar a los 20 kilos perceptivos deberán rellenarse con lo que se considere en cada unidad, no pudiendo ser agua –en este caso, se considerará como peso extra-.

Para la superación de la prueba, el 70 por ciento del grupo evaluado conjuntamente deberá haber pasado la línea de meta entre los 85 y 90 minutos establecidos. Además, se establece la prohibición de llevar material de compañeros u ofrecer avituallamiento extra aparte de la cantimplora personal.