Martes 25/04/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Una jornada de intensa lluvia

La odisea de una unidad del Ejército que rescató a un conductor accidentado en la carretera de Burgos

El autobús en el que viajaban los militares volvía a su base tras unas maniobras y presenció la colisión del vehículo. Ahí comenzó el rescate

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un grupo de militares se encontraba volviendo a su unidad en Bilbao tras realizar una marcha a pie en la provincia de Burgos cuando desde su autobús presenciaron un grave accidente de tráfico. Los militares comenzaron a organizar el tráfico, asistieron al herido y retiraron, a mano el vehículo accidentado de la carretera.


Militares españoles. Militares españoles.

Ocurrió hace exactamente una semana. Miembros de la sección de Seguridad de Vizcaya, pertenecientes al Ejército de Tierra, habían estado realizando una marcha de unidad a pie en una zona de la provincia de Burgos.

El autobús en el que viajaban de vuelta a su base fue testigo, a la altura del Valle de Mena (Burgos), de la fuerte colisión de un vehículo contra la mediana  y el quitamiedos lateral de la vía. La lluvia, intensa ese día, hizo al conductor perder el control.

El vehículo había quedado atravesado en la carretera. Los militares solicitaron al conductor de su autobús que detuviese la marcha y procedieron a bajarse del vehículo. Los mandos que les acompañaban comenzaron a organizar un improvisado rescate.

Algunos de los efectivos se pusieron a dirigir el tráfico para evitar que se produjese otro choque, mientras otro grupo se implicó en retirar el vehículo de la vía empujándolo hacia el arcén.

Allí, atendieron al conductor accidentado hasta que llegaron las primeras asistencias sanitarias y le evacuaron hacia un hospital, donde se recupera de sus heridas. Los militares, una vez tomaron el control las fuerzas de seguridad, se subieron a su autobús y retomaron el camino de vuelta a casa.