Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

No habrá bebidas de estas marcas en estaciones, aeropuertos, universidades...

La Generalitat veta la venta de Coca Cola y Font Vella en los organismos públicos de Cataluña

Un nuevo Código de Consumo incluye la prohibición de comercializar productos que no estén etiquetados en catalán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Generalitat declara la guerra a las grandes empresas que sólo etiquetan sus productos en castellano. Acaba de aprobar una normativa, que ha pasado prácticamente desapercibida en pleno verano. Pero su aplicación va a tener graves consecuencias: un veto a las ventas de Coca Cola y Font Vella en todos los organismos públicos de Cataluña.


Todas las latas de Coca-Cola están rotuladas en castellano. Todas las latas de Coca-Cola están rotuladas en castellano.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes conocedoras del texto, el Código para una contratación pública socialmente responsable exige que los productos de las empresas que presten o exploten un servicio público de la Generalitat o de sus entes públicos dependientes incluyan el catalán en el etiquetado.

También establece que las empresas tengan que acreditar que los trabajadores que atienden al público lo pueden hacer en catalán.

Estas son dos de las consecuencias más inmediatas de la aprobación del Código para una contratación pública socialmente responsable, que desarrolla las obligaciones y protecciones lingüísticas que establece la ley de política lingüística de 1998

Coca-Cola y Font Vella, vetadas

De entrada, Coca-Cola y Font Vella, dos de las marcas más reticentes a usar la lengua catalana en el etiquetado, ya no podrán optar a vender sus productos en las empresas concesionarias que presten o exploten un servicio público de la Generalitat o de sus entes públicos dependientes. 

Hay que recordar que las decisiones de la Administración, en cuanto a las concesiones y contratos, tienen un impacto importante en el negocio de las empresas. El sector público es un gran consumidor de bienes y servicios.

En 2013, Font Vella (del grupo Danone) se vio abocada a etiquetar en catalán por primera vez (y única hasta ahora) cuando Ferrocarriles de la Generalitat y Transportes Metropolitanos requirieron que no excluyera esta lengua del etiquetado de las botellas de agua que se vendían en las máquinas expendedoras de las estaciones.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·