Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

“Todo cambió a partir de las seis de la tarde”

Choque entre la Guardia Civil y los Mossos horas antes del atentado en Barcelona

Los TEDAX solicitaron acceso a la casa de Alcanar para analizar los restos de la explosión. Recibieron una negativa tajante

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tanto el Gobierno central como la Generalitat han destacado, durante los últimos días, la “coordinación existente” entre los Mossos d’ Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil desde el atentado del pasado jueves en Barcelona. Sin embargo, en las horas previas al ataque de Las Ramblas, se vivieron momentos de tensión entre los dos cuerpos.

Guardia Civil y Mossos d'Esquadra se llevan al detenido en Ripoll por su presunta implicación en el atentado de Barcelona, Guardia Civil y Mossos d'Esquadra se llevan al detenido en Ripoll por su presunta implicación en el atentado de Barcelona,

Según ha sabido El Confidencial Digital, el enfrentamiento principal se produjo entre la policía autonómica y el Instituto Armado en la mañana del jueves, horas después de la explosión en la casa de Alcanar (Tarragona) que tuvo lugar la noche anterior.

Después de que la Guardia Civil conociera, de forma extraoficial, que en los restos del edificio se encontraron bombonas de gas butano y propano, y que sus ocupantes eran musulmanes, hubo una solicitud para que se permitiera el acceso a la zona por parte de los TEDAX. Querían analizar los restos de la deflagración.

La respuesta de los Mossos, sin embargo, fue una tajante negativa. Tal y como explican a este diario fuentes del Instituto Armado, “se nos comunicó que no había autorización por parte de ‘los de arriba, sin entrar en más detalles”.

De esa negativa fueron informados, posteriormente, los servicios de información de la Policía Nacional, que tampoco daban crédito a la postura de los Mossos: “Desde el primer momento y desde fuera se veía claro que no se trataba de un accidente doméstico, sino de algo mucho más grave”.

Una gestión “chapucera”

La indignación de la Guardia Civil y la Policía Nacional fue a más después de conocer los detalles de la investigación de los Mossos y las hipótesis que se manejaron en las horas previas al atentado de Las Ramblas.

La policía autonómica aseguró en un primer momento que se barajaba la posibilidad de que allí hubiera un laboratorio ilegal de drogas, aunque esa hipótesis se vino abajo en cuanto se descubrió que las bombonas habían sido manipuladas. Más aún cuando esa misma tarde se produjo una segunda explosión por los trabajos de una retroexcabadora sobre los escombros.

Pese a ello, los guardias civiles y los policías nacionales aún tuvieron que escuchar cómo el alcalde de Alcanar, Alfons Monstserrat declaraba ante los medios, después de haber hablado con los Mossos, que la explosión podía deberse a una “posible cámara de gas”.

Esta tesis fue descartada rotundamente horas después por el comisario mayor de los Mossos, Josep Llus Trapero. Desveló que los ocupantes de la vivienda estaban preparando explosivos para atentar.

Las fuentes de la Guardia Civil consultadas por ECD sostienen que si esas bombonas no hubieran explotado y se hubiesen usado para realizar un ataque, “podíamos estar hablando del mayor atentado perpetrado en suelo europeo en los últimos años”. Una circunstancia que hace “inexplicable” la negativa a que los TEDAX analizaran el material.

En ese sentido, desde el Instituto Armado aseguran que, desde que se dio a conocer la explosión en Alcanar, la gestión fue “chapucera”. Si desde el primer momento se hubiera contemplado la hipótesis de la fabricación de bombas, “se hubiera tenido una mayor prevención”.

“Todo cambió a partir de las seis de la tarde”

Pese a ese incidente, la coordinación entre Mossos d’ Esquadra, Policía Nacional y  Guardia Civil fue perfecta después de que se produjera el atentado de Las Ramblas, tal y como confirman las fuentes consultadas: “Todo cambió a partir de las seis de la tarde”.

Una vez confirmado el ataque terrorista y desplegados los policías autonómicos en la zona del atentado, “el intercambio de información  fue constante y la puesta en marcha de la Operación Jaula se convirtió en un éxito de todos”.

De hecho, desde la Guardia Civil recuerdan que los agentes del Instituto Armado fueron “clave” en la operación llevada a cabo por los Mossos para detener al supuesto terrorista de Ripoll: “Los nuestros acudieron al municipio y establecieron controles en carreta, evitando cualquier tipo de fuga”.

La Generalitat también se quejó de “falta de cooperación”

Si mandos de la Guardia Civil critican, de forma extraoficial, la negativa de los Mossos a que los TEDAX analizaran los restos de la explosión de Alcanar, cargos de la Generalitat y de la policía autonómica también censuraron tiempo atrás la “poca cooperación” del Gobierno de Rajoy en la lucha antiterrorista.

Desde el Ejecutivo autonómico se recuerda que, en los meses previos al atentado, ya hubo quejas a Interior por la falta de acceso de los Mossos a los datos y recursos del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

Además, el ministro Zoido lleva tiempo negándose a que la policía autonómica se integre en el sistema Europol

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·