Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Rajoy, Sáenz de Santamaría y Zoido lideran un gabinete de crisis

El Gobierno pone en alerta al Ejército tras el atentado de Barcelona

Cospedal ha transmitido a la cúpula militar que estén listos para desplegarse en las calles. Los servicios de Información investigan si el ataque se frustró en el Barça-Real Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El terrorismo islamista ha vuelto a golpear en España. Trece años después de los atentados del 11-M de Madrid, Barcelona se convirtió ayer en objetivo de los radicales. Una furgoneta protagonizó un atropello masivo en Las Ramblas y las fuerzas de seguridad mantienen activo un operativo especial para evitar más ataques. El Gobierno no descarta movilizar al Ejército.

Cordón de seguridad tras el atentado de Barcelona. Cordón de seguridad tras el atentado de Barcelona.

Así lo confirman a El Confidencial Digital altos cargos del Ejecutivo, que hablan de “instrucciones concretas” de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, a la cúpula militar horas después del atentado en la Ciudad Condal.

El mensaje de la ministra, explican estas fuentes, ha sido claro. Ha transmitido la necesidad de “estar listos” ante la posibilidad de ser llamados a desplegarse en las calles en los próximos días. Un escenario que en absoluto se descarta, teniendo en cuenta el ataque sufrido en la Ciudad Condal, y que se evaluará en las próximas horas.

Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría e Ignacio Zoido ya se han trasladado a Barcelona para liderar un gabinete de crisis en el que se tomarán las primeras decisiones. El presidente, además, ha convocado a los líderes de los partidos de la oposición a una reunión del Pacto Antiterrorista para consensuar la línea de actuación.

El nivel de alerta, clave

El despliegue del Ejército en las calles dependerá, en gran medida, de la decisión que adopte el Gobierno respecto al nivel de alerta antiterrorista.

A día de hoy, y pese al atentado, España se encuentra todavía en un nivel cuatro sobre cinco. Una posición que no ha variado desde finales de junio de 2015, cuando un informe de valoración de la amenaza aconsejó pasar del 3 al 4, después de que se produjesen atentados en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia.

En el actual nivel de alerta, se considera que existe un riesgo “elevado” de atentado, mientras que en el nivel cinco se habla de “peligro de atentado terrorista muy alto e inminente”. Por tanto, teniendo en cuenta que ya se ha consumado un ataque terrorista, las posibilidades de que el Gobierno decida incrementar el nivel de alerta han aumentado.

Despliegue en las calles

De confirmarse ese paso del nivel 4 al 5, el Ejército sería inmediatamente desplegado en las calles, tal y como ha sucedido en otros países europeos donde se han registrado atentados en los últimos años y como determina el protocolo de actuación del Ministerio del Interior en función de los diferentes niveles de alerta antiterrorista.

Así, si España pasa a ese máximo nivel de alerta, los militares recibirían la orden de patrullar zonas sensibles y con grandes aglomeraciones, infraestructuras críticas -centrales eléctricas, aeropuertos...-, edificios públicos e incluso lugares de alta concentración turística.

Las fuentes consultadas por ECD recuerdan que, tras la masacre del 11 de marzo de 2004, el Ejecutivo decidió desplegar a los militares en las líneas del AVE. Un año después, cuando los yihadistas atentaron en el metro de Londres, la vigilancia se extendió a la red de Cercanías.

Fue en ese 2005 cuando se crearon los primeros niveles de alerta antiterrorista. En un primer momento, había tan solo tres, aunque en 2009 se incrementaron a cuatro y, finalmente, en 2015, se pasó a los actuales 5. España, con la escala vigente en estos momentos, jamás se ha situado en el nivel máximo.

Investigan un ataque frustrado previo al Barça-Madrid

Una vez confirmado el atentado de este jueves, antes incluso de que el Estado Islámico reivindicara el ataque, el Gobierno movilizó a los servicios antiterroristas para obtener la máxima información posible sobre las células terroristas que pueden estar operando en España.

Las fuentes consultadas por ECD explican que, en estos momentos, se trabaja en una hipótesis preocupante: la masacre llevada a cabo ayer en Barcelona pudo haber tenido lugar el día partido de ida de la Supercopa de España entre el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid. La tesis que se maneja es que algo frustró el ataque y la acción se pospuso hasta este jueves.

Desde los servicios de  Información han trasladado al Gobierno que dicho ataque podía haber sido de las mismas características que el perpetrado ayer, sin necesidad de atentar en el Camp Nou. El estadio culé estaba blindado por lo que desde el primer momento el objetivo pudo haber sido Las Ramblas.

No obstante, el incremento de la seguridad en toda la ciudad por ese evento quizás provocó que los terroristas dieran marcha atrás y esperaran para atentar esta semana, tal y como finalmente ha sucedido. El interrogatorio al terrorista detenido será clave para dictaminar si esta hipótesis de los servicios de información es cierta o no.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·