Defensa

Un cadete de la academia militar de Zaragoza continúa hospitalizado por el ejercicio en el que murió un alumno

Futuros oficiales y familiares han denunciado la dureza de la jornada de instrucción. El Ejército asegura que hubo las atenciones médicas habituales por contusiones, lesiones en el hombro y lipotimias leves

Cadetes durante un desfile en la Academia General Militar de Zaragoza
photo_camera Cadetes durante un desfile en la Academia General Militar de Zaragoza

Un caballero alférez cadete de 4º curso de la Academia General Militar de Zaragoza falleció el pasado lunes 6 de septiembre en el campo de maniobras de San Gregorio. El suceso desató de inmediato las quejas y denuncias internas, ya que otros alumnos del centro donde se forman los oficiales del Ejército de Tierra aseguraban que las duras condiciones del ejercicio que realizaban provocó problemas de salud en más cadetes, además del que falleció.

Confidencial Digital tuvo constancia el martes 7 que cadetes de Zaragoza que habían participado en ese ejercicio de instrucción y adiestramiento criticaban que los mandos les habían hecho ejercitarse durante 12 horas, con temperaturas demasiado elevadas y gran humedad. Eso habría provocado hasta una decena de evacuaciones, con alumnos desmayados e incluso con conmoción cerebral, según la versión de algunos cadetes.

Consultado por ECD, el Cuartel General del Ejército precisó que en esa semana había más de 1.300 alumnos de todos los curos de la Academia General Militar realizando ejercicios programados en distintos Campos de Maniobras. En todos esos ejercicios se habían activado los servicios médicos que por protocolo sanitario corresponden a dichas actividades.

Desde el Ejército de Tierra admitían que “además del desgraciado fallecimiento del Cadete de 4º Curso”, se habían registrado “algunas incidencias leves, habituales en actividades de instrucción y en número reducido, dado el volumen de personal implicado en los ejercicios”. En San Gregorio se encontraban en esas fechas 1.100 cadetes.

Por esas incidencias leves, el servicio médico de la Academia General Militar había activado los procedimientos habituales y había derivado a los servicios médicos de Zaragoza aquellos casos que, por prudencia, aconsejaban observación médica. El Ejército de Tierra citaba casos como una contusión tras un tropiezo, una lesión en el hombro y dos casos de lipotimia leve.

Por ello, destacaban que eran sucesos habituales en todo ejercicio de esfuerzo físico en un campo de maniobras, en el que además participaban más de un millar de cadetes. Salvo el fallecimiento del alumno citado, que estaba pendiente de autopsia ese día 7, no se había detectado unas cifras especialmente altas de incidencias médicas en una jornada de instrucción de este tipo.

De los cadetes que habían sufrido algún daño físico y que habían sido enviados a los servicios médicos de Zaragoza para observación médica, se esperaba que entre ese mismo día 7 y el 8 todos recibieran el alta.

Comentarios de alarma entre familiares

Sin embargo, hace unos días ECD pudo saber que entre familiares de los alumnos de la academia de Zaragoza circulaban noticias alarmantes. Padres de algunos cadetes se mostraban indignados por lo que consideraban una “negligencia” de los mandos en ese ejercicio, ya que, aseguraban, varios alumnos se encontraban en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital a consecuencia de la jornada de instrucción y adiestramiento.

Otras fuentes manejaban la cifra de nueve alumnos hospitalizados, tres de ellos en la UCI. Se apuntaba que las causas de los ingresos eran golpes de calor y deshidrataciones, por problemas en el suministro de agua.

 

Esas cifras, sin embargo, no coinciden con las que aporta el Cuartel General del Ejército. Preguntado por ECD sobre esos ingresos hospitalarios, el Ejército de Tierra precisa que a día 9 de septiembre (jueves, tres días después de la jornada de instrucción en la que falleció un cadete) había dos cadetes ingresados en el hospital, y “por causas leves”.

A fecha de miércoles 15 de septiembre, nueve días después del ejercicio, quedaba un cadete ingresado en el hospital.

Ninguno de la sección del fallecido

Añade el Ejército de Tierra que de la sección a la que pertenecía el caballero alférez cadete fallecido no ha habido ningún ingresado en el hospital desde el inicio de sus ejercicios de instrucción y adiestramiento el pasado 6 de septiembre.

También asegura que “no hay ningún cadete ingresado en UCI, ni lo ha habido desde que empezó el período de instrucción”, frente a la información que circulaba de que varios estaban en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Por último, como conclusión, señala que, de los más de 1.100 cadetes que se encuentran realizando actividades de instrucción y adiestramiento en Zaragoza, “sólo se han producido un número muy reducidos de ingresados en Hospital Militar”.

Además, la evolución de esos hospitalizados “ha sido favorable en todos los casos, por lo que se han reincorporado a las distintas actividades de instrucción y adiestramiento”. Falta por recibir el alta un cadete que continúa ingresado en el hospital.

Cabe apuntar que en ejercicios físicos, marchas y otras pruebas de esfuerzo del Ejército de Tierra se ha producido en los últimos años un goteo de algunos fallecimientos que, por ejemplo, obligaron a suspender la “prueba de unidad”, que se ha reformulado y se preveía que se recuperara en 2021.

En estas páginas se contó recientemente que en el Tercio 3º de la Legión, en la base de Viator (Almería) se ha probado un nuevo “Test General de la Condición Física”, que iría más encaminado a comprobar la forma física de las unidades especialmente orientadas al combate.

500 personas evacuadas por el avance de la lava en La Palma

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?