Dinero

Bankia acabará su plan de reestructuración en un año, dos menos de lo que exige Bruselas: ha cerrado ya 666 oficinas de las 1.143 previstas

El proceso de reestructuración de Bankia avanza a paso acelerado en lo que respecta a la reducción de su red de sucursales. Entre marzo y junio, la entidad financiera ha echado el cierre a más de la mitad de las oficinas que tiene previsto clausurar en un año, lo que supone acortar en dos años el plazo que la Comisión Europea le dio para llevar a cabo su ajuste.

El rescate de Bankia con más de 22.000 millones de euros procedentes de las arcas públicas tenía como condición la puesta en marcha de un duro plan de ajuste de tres años, aprobado por la Comisión Europea y el Banco de España, que incluía el cierre de numerosas oficinas por toda España.

La dirección de la entidad nacionalizada apostó por acelerar el proceso de reestructuración de su red de sucursales, y en febrero anunció un plan para clausurar 1.143 oficinas y quedarse finalmente con unas 2.000.

Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes del banco, a 30 de junio Bankia había cerrado ya 666 oficinas, lo que supone el 58% del objetivo, que espera alcanzar en el primer trimestre de 2014.

En Madrid y en Valencia ya está consolidada la red de oficinas

Hasta ahora, los cierres de sucursales se han producido en toda España pero, según explican a ECD¸ se han concentrado sobre todo en las dos regiones donde Bankia aglutina la mayor parte de su negocio: Madrid y la Comunidad Valenciana.

A finales de mayo, la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ya había clausurado las oficinas previstas tanto en Madrid y la Comunidad Valenciana como en Murcia y Baleares, aunque en estas dos últimas regiones su presencia es muy reducida.

Desde Bankia destacan la importancia de que sus redes en Madrid y la Comunidad Valenciana ya hayan completado su ajuste, porque supone tener ya estabilizado el 60% del negocio, que además representa el 86% del volumen de depósitos y el 80% del margen bruto de su red de oficinas.

Las fuentes consultadas por este confidencial explican que el banco se centró en sus dos zonas más importantes para acabar cuanto antes con dos focos de inestabilidad. Además, tanto en Madrid como en la Comunidad Valenciana ya se ha completado el cambio de la imagen de las oficinas de las antiguas cajas de ahorros por la de Bankia.

La intención de la entidad de concluir cuanto antes los ajustes viene motivada porque, según argumentan, “eso da tranquilidad a los trabajadores -que ya saben que no van a ser despedidos- y a los clientes, que saben que no les van a cerrar la sucursal de su barrio”.

A partir de septiembre, los cierres se concentrarán en Andalucía o Cataluña

Una vez concluido el ajuste en las autonomías clave para Bankia, la entidad nacionalizada se centrará en reducir su red de oficinas en otras regiones. En concreto, a partir de septiembre se cerrarán sucursales de Andalucía (donde ahora hay 187 oficinas) o Cataluña (354).

Las fuentes consultadas por este confidencial afirman que las sucursales que se están cerrando y se van a cerrar en este proceso corresponden a todas las antiguas cajas de ahorro que se fusionaron en BFA, la matriz de Bankia: Caja Madrid, Bancaja, Caixa Laietana, Caja Ávila, Caja Segovia, Caja Rioja y Caja de Canarias.

La previsión es que este plan de reestructuración esté cerrado en el primer trimestre de 2014, lo que permitiría a Bankia “decir al mercado que la foto actual es la que va a ser en los próximos meses”, según explican fuentes de la entidad.

Esas mismas fuentes recuerdan que el presidente José Ignacio Goirigolzarri ya indicó que el proceso acelerado de cierre de oficinas “es una condición necesaria para acotar la incertidumbre que cualquier proceso de este tipo genera”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes