Dinero

El Gobierno impondrá a los bancos el aplazamiento de un año en el pago de la hipoteca para un millón y medio de españoles

La falta de acuerdo entre las entidades lleva a Economía a establecer una moratoria con los clientes más vulnerables como ya se hizo durante el Covid

Hipotecas.
photo_camera Hipotecas.

El deterioro de la situación económica aprieta al Gobierno y la banca para intentar sacar adelante nuevas medidas de apoyo a los hipotecados vulnerables. Haya acuerdo o no con los bancos, el Ejecutivo ha decidido imponer a las entidades una moratoria en el pago de la hipoteca por los clientes más afectados por la subida del Euríbor.

Las contundentes alzas de tipos del Banco Central Europeo (BCE) han hecho escalar al Euríbor de forma rápida, ya que la mayoría de las hipotecas variables están referenciadas a este índice. Las previsiones, que apuntan a un frenazo de la economía, tampoco ayudan. De ahí que el Ejecutivo lleve semanas presionando al sector financiero para crear un amplio paquete de medidas que sirvan como escudo social a los hogares endeudados que sufren el encarecimiento de préstamos e hipotecas. 

Hay puntos en común, principalmente la necesidad de redefinir el concepto de cliente vulnerable, pero quedan otras cuestiones sin consenso entre las dos partes.

Alivio para clientes vulnerables

Según ha podido saber Confidencial Digital, por fuentes conocedoras de las negociaciones, tras varias reuniones entre la banca y el Ministerio de Asuntos Económicos existe ya un borrador de Real Decreto-Ley para que el sector ayude a las familias si las hipotecas suben al menos un 30% tras su revisión por el alza del Euríbor. 

La medida podría llegar a beneficiar hasta al 15% de las hipotecas en España, el porcentaje que presenta riesgo potencial de vulnerabilidad.

El rechazo de Yolanda Díaz

La propuesta de las entidades bancarias para hacer frente al pago de las cuotas hipotecarias consiste en extender el plazo de las hipotecas variables contratadas por familias vulnerables que hayan visto encarecidos sus pagos de forma significativa a causa de la subida del Euríbor.

Sin embargo, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ya ha advertido de que, en su opinión, la negociación que se ha abierto entre banca y Ejecutivo “no llega” para ayudar a las familias más vulnerables afectadas por la escalada histórica del Euríbor. 

Díaz ha solicitado que se aprueben medidas que “estén a la altura del país”, porque “se pueden dar situaciones muy complicadas”.

El Gobierno presiona a los bancos

El sector confía en que se pueda lograr el pacto en cuestión de días. Sin embargo, desde el Gobierno son más escépticos, pese a que tienen mucho interés en que salga lo antes posible. El motivo es que no quieren aprobar algo que no colme sus expectativas

En las reuniones se han planteado soluciones como moratorias hipotecarias de hasta dos años en el principal, o analizar cada caso de forma individual para buscar soluciones que se ajusten a las circunstancias de los clientes, ya sean moratorias, el cambio de una hipoteca variable a tipo fijo, o congelar la cuota.

Aplazar un año el pago de la hipoteca

Las entidades han llevado propuestas muy concretas, tanto que incluso las ha analizado desde el punto de vista de riesgo para cifrar el impacto en sus cuentas. Pero el Gobierno se muestra inflexible: es necesario que sea un paraguas más amplio, como ha reconocido Calviño.

 

Según ha podido confirmar ECD por fuentes próximas al Ministerio de Asuntos Económicos, la falta de acuerdo entre las entidades ha llevado al Ejecutivo a establecer un marco común, e impondrá a los bancos un aplazamiento de un año en el pago de la hipoteca para los clientes vulnerables, como ya se hizo durante el Covid.

Es una moratoria que, en esta ocasión, calcula que aliviará la carga de la hipoteca a un millón y medio de españoles

Que se les exima de nuevas provisiones

Los bancos admiten que también están interesados en que no se repita en España una situación similar a la que se dio en la crisis de 2008, en la que los desahucios eran continuos. 

Pero las entidades reclaman que se les exima de realizar nuevas provisiones por estas refinanciaciones, aunque el aval de esta ventaja dependería de los supervisores y reguladores, no del Ejecutivo. 

La Autoridad Bancaria Europea ya dio margen en la pandemia a los bancos de la eurozona, pero se antoja complicado que haga ahora lo propio solo para los bancos españoles, según explican a ECD fuentes financieras.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?