Dinero

El plan del Santander para mejorar la atención de los mayores provoca un choque entre los bancos

Le acusan de actuar de forma “unilateral” con la ampliación del horario de caja y de saltarse un pacto entre entidades

Una pareja de ancianos camina por la calle con un carro de compra en Madrid.
photo_camera Una pareja de ancianos camina por la calle con un carro de compra en Madrid.

Salta por los aires el pacto de los bancos para no dejar tirados a los mayores. Al final, cada una de las entidades irá por libre. La mayoría acusan al Santander y a Abanca de haber ‘reventado’ un acuerdo de todo el sector con el anuncio “unilateral” de que ampliarán el horario de caja para mejorar la atención presencial de los clientes.

Tanto Banco Santander como Abanca anunciaron este miércoles que ampliaban su horario de atención en caja hasta las 14:00. El cambio en Abanca se ha comenzado a aplicar este jueves, mientras que Santander lo ampliará el próximo lunes.

Hay que recordar que la presidenta de Santander, Ana Botín, ya aseguró, durante la presentación de resultados correspondientes a 2021 hace dos semanas, que el banco estaba trabajando en nuevas medidas para atender a las personas mayores y señaló que las oficinas ya disponían de personal para atender de manera preferente a este colectivo.

Una atención más personalizada en oficinas físicas, con mejores horarios en ventanilla para realizar operaciones habituales, y un trato preferente en el canal telefónico para los mayores son algunas de las medidas que la Asociación Española de Banca (AEB), CECA y la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc) han propuesto al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital para mejorar la inclusión financiera.

Le acusan de actuar de forma “unilateral”

Sin embargo, la maniobra, especialmente del Santander, no ha gustado al resto de competidores, como BBVA, CaixaBank o Sabadell. Le acusan de actuar de forma “unilateral” con la ampliación del horario de caja y de saltarse un pacto entre entidades para “anotarse el tanto”.

Antes del anuncio del banco que preside Ana Botín, se había conocido que las entidades se habían comprometido a adaptar sus webs y cajeros a los mayores en el plan demandado hace tres semanas por la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

También que la mayoría estaban dispuestas a revisar sus webs, apps del móvil y cajeros para adaptarlos a las personas mayores, con versiones de lenguaje y de vista simplificados, particularmente en las operaciones más frecuentes de este tipo de clientes.

La propuesta todavía no estaba cerrada

Pero no era todavía una propuesta final y cerrada. Así figuraba en el primer borrador conjunto del plan de actuaciones para mejorar el servicio a la tercera edad de las tres patronales del sector: AEB (bancos), CECA (antiguas cajas de ahorro) y UNACC (cajas rurales).

En el sector aseguran que solo se había acordado que habría cierta flexibilidad para que bancos con perfiles de clientes y estrategias comerciales distintas eligieran tomar las acciones que mejor se adaptasen a su negocio.

 

Las entidades también se habían comprometido a ofrecer una atención más personalizada en las oficinas a este colectivo, vía horarios de caja mejorados, atención preferencial o gestores especializados.

Un día después de la visita de Carlos San Juan

No se pasa por alto que el movimiento del Santander se produce después de que Carlos San Juan, de 78 años, iniciase la campaña ‘Soy mayor, no idiota’ para solicitar al sector bancario un trato “más humano” en los bancos.

Solo un día antes, San Juan había presentado tanto en el Ministerio de Asuntos Económicos como en el Banco de España el registro de 600.000 firmas obtenidas en la iniciativa impulsada a través de change.org.

El centro comercial de la ciudad de Kremenchuk después de haber sido atacado por Rusia

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes