Medios

Los guionistas se reinventan para sobrevivir al confinamiento

Profesionales de ‘Late Motiv’, ‘Buenismo Bien’ y ‘La Resistencia’ han tenido que acometer cambios en su forma de trabajar y de escribir

Guión de una película
photo_camera Guión de una película

La industria audiovisual también ha sufrido un profundo cambio por el coronavirus. Muchos proyectos que tenían las productoras en marcha han tenido que ser paralizados. Los impulsores mantienen los proyectos pero están emplazando a los profesionales al momento en el que se pueda volver al trabajo en oficinas.

El sector de las películas, las series y los programas de televisión han pasado por varias fases. Al principio, cuando el virus irrumpió en nuestro país pero todavía no se había extendido, las factorías decidieron aislar las grabaciones. Se cerraron los centros de rodaje, evitando entradas y salidas para evitar contagios.

A continuación, las televisiones se vieron obligadas a suspender cualquier concentración de personas y, tras consumir los programas pendientes, empezaron a recuperar formatos enlatados y a repetir emisiones anteriores.

Todo esto ha supuesto que compañías como Mediapro, Boomerang o Diagonal TV, entre otras, hayan tenido que recurrir a un ERTE o a despidos para solventar la situación.

En otros casos, como está ocurriendo con programas de entretenimiento que se emiten actualmente en televisión, han tenido que adaptarse a esta nueva situación y cambiar su modo de trabajo.

Esto no ha sido ajeno a los guionistas. Así lo confirman desde el Sindicato de Guionistas ALMA. Afirman que la mayoría de los que se dedican a escribir para programas de entretenimiento están trabajando en casa y han  tenido que cambiar su modo de trabajo. En sus hogares es donde “se crea el contenido que llega al público”.

Cambios en la forma de escribir

Los guionistas también han tenido que “adaptar el tono y contenido” a este nuevo momento. Profesionales de programas televisivos como ‘Late Motiv’, ‘El Intermedio’, ‘La Resistencia’ o de espacios radiofónicos como ‘Buenismo Bien’ han contado su experiencia.

Según han descrito varios de ellos lo primero que han constatado es que el teletrabajo es una opción para ellos. Algunos pensaban que iba a ser “más complicado hacer los programas desde casa”. No ha sido así. Ahora bien, están cambiando la forma de escribir.

Así lo narra uno de los guionistas de ‘Buenismo Bien’ que asegura que “queda raro” escribir un “chiste de línea” para un programa sin público: “Es extraño que alguien esté haciendo un chiste y le siga un silencio”. Eso lo deben tener en cuenta ahora.

 

Algunos programas como ‘Late Motiv’ o ‘Dar Cera, Pulir Cero’ se están haciendo desde casa. Uno de los retos es hacer estos formatos “sin plató y sin sketchs”.

Además, tal y como explica uno de los guionistas de ‘La Resistencia’ ahora su trabajo también pasa por “dar ideas y dar premisas para que los presentadores improvisen”.

Uno de los puntos que resaltan es que casi todos los trabajadores detrás de cámaras están en casa y para organizarse tienen reuniones a través de videollamadas o, en otros casos, vía mails o Whatsapp.

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?