Política

Estos son los siete argumentos de Iván Redondo para convencer a Pedro Sánchez de convocar el 28 de abril

Hemos sacrificado el Gobierno por oponernos a los independentistas. El PP se ha ido a la derecha y se ha llevado consigo a Ciudadanos. Podemos está en descomposición...

Iván Redondo y Pedro Sánchez.
photo_cameraIván Redondo y Pedro Sánchez.

La fecha del 28 de abril para un adelanto de las elecciones generales fue filtrada por Moncloa a principios de semana, cogiendo por sorpresa a propios y extraños. En Ferraz nadie se lo esperaba y, de hecho, destacados integrantes de la ejecutiva lo consideran un suicidio. No obstante, el jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, tiene argumentos de peso para apostar por ese día.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos socialistas que mantienen interlocución directa con Moncloa, desde Presidencia del Gobierno se tenía asumido, desde el pasado lunes, que los independentistas no aprobarían Presupuestos. Y, por ese motivo, se empezó a filtrar a los medios la opción de celebrar elecciones generales en abril.

Uno de los objetivos de ese anuncio era hacer una última intentona para que PDeCAT y ERC cambiaran de opinión. La amenaza de un cambio de Gobierno en pleno juicio del procés les podría haber asustado hasta el punto de apoyar las cuentas. Pero, si no se lograba esa meta, al menos se avisaba al PSOE, y a todos los españoles, que el 14 o el 28 de abril podía haber elecciones.

Ahora, con los Presupuestos ya rechazados y con la anunciada comparecencia de Pedro Sánchez en Moncloa para poner fecha a las generales, la opción del 28-A se ha asentado como la más probable, pese a las reticencias de dirigentes nacionales del PSOE.

Y todo ello porque, desde el gabinete del presidente, con Iván Redondo a la cabeza, consideran que es “la mejor opción” para mantener el Gobierno. Para convencer a Pedro Sánchez, su asesor de cabecera le ha dado siete poderosas razones:

1. Aprovechar la ruptura con PDeCAT y ERC

La primera baza que manejan en Moncloa para apostar por elecciones en abril es la reciente ruptura de relaciones del Gobierno con PDeCAT y ERC, con el consiguiente rechazo de los Presupuestos por parte de los independentistas.

Iván Redondo y su gabinete consideran que la derrota del Ejecutivo en esa votación se puede esgrimir como un valor: supone “la principal prueba” de que Pedro Sánchez “no cede a los chantajes” y que, de hecho, es capaz de “sacrificar” el poder para mantener la unidad de España.

Uno de los grandes argumentos electorales de Sánchez será que él siempre se ha mostrado dispuesto a dialogar con el Govern (no como su predecesor, Mariano Rajoy), pero “siempre dentro de la Constitución”. Un límite, añadirá el presidente, que no ha cruzado y que le ha costado no aprobar sus Presupuestos e, incluso, sacrificar su propio Gobierno.

2. La foto de Rivera con PP y Vox

Desde Moncloa afirman además que la opción de adelantar las generales a abril empezó a fraguarse el pasado domingo, nada más concluir la manifestación en Colón contra la negociación del Gobierno con los independentistas en Cataluña.

Los asesores del presidente del Gobierno, al ver la foto de los líderes de los tres partidos convocantes -PP, Ciudadanos y Vox- posando juntos en la Plaza, consideraron que esa instantánea, adjetivada como “la imagen de la vergüenza” por parte del PSOE, podía convertirse en un gran argumento de campaña para unas generales inmediatas.

Los analistas de Moncloa explican que, con esa foto, Albert Rivera “se condenó”. Ha aparecido completamente escorado, junto a la “extrema derecha” y dejando libre el espacio del centro. Un espacio que pretende ocupar ahora Pedro Sánchez en la campaña para las próximas elecciones generales.

Se trata de atraer el voto “centrista” que ha respaldado a Ciudadanos en los últimos años: si eres de izquierdas y quieres frenar a la ‘derechona’ que llega, el PSOE es la mejor opción. Ciudadanos ya no sirve para este fin. Por eso Iván Redondo y el gabinete de Presidencia recomiendan “acercar las generales lo máximo posible a la foto de Colón: para que la gente tenga fresca la imagen de Rivera junto a PP y Vox”.

3. No dar opción a que C´s “se blanquee”

Los asesores de Pedro Sánchez también han advertido al presidente de que es imperativo que las generales se celebren antes de las autonómicas y municipales para no dar opción a Albert Rivera de “blanquearse” llegando a acuerdos regionales con el PSOE.

El gabinete de Sánchez da por hecho que, después de pactar con PP y Vox en Andalucía para desalojar al PSOE de la Junta, Ciudadanos va a buscar ahora “compensar la balanza” haciendo lo propio con los socialistas en varias regiones. La cuestión está sobre la mesa.

Albert Rivera tratará de evitar dar una imagen excesivamente derechizada del partido naranja. Es muy importante, por tanto, cerrarle el paso. De ahí que los asesores del presidente hayan animado a Sánchez a “anticiparse” a esa estrategia de Rivera ofreciéndole, únicamente, una única vía para “blanquearse”: pactar con el PSOE tras las elecciones generales de abril.

4. Podemos, en caída libre

Un pacto que, de hecho, se antoja casi como la única opción del Partido Socialista para mantener el Gobierno, toda vez que Podemos está en caída libre. Con las encuestas en la mano, la suma de PSOE y C´s, con la abstención de la formación morada, sería suficiente para seguir en La Moncloa.

Los de Pablo Iglesias, afirman las fuentes consultadas, “están en plena descomposición” y no serán rival para el PSOE en las urnas. Una circunstancia, recuerdan desde Ferraz, que no se da desde las elecciones europeas de 2014.

De esta forma, Pedro Sánchez no solo podría recoger todo el voto de centro que ha abandonado Ciudadanos, sino también los apoyos del electorado más de izquierdas que, con los constantes desencuentros de Podemos, estén ya en condiciones de volver al Partido Socialista.

5. Vox resta votos al PP

Otra circunstancia en la que ha insistido Iván Redondo esta semana para convencer a Pedro Sánchez de que convoque generales en abril es la delicada situación electoral por la que atraviesa el PP desde las andaluzas del pasado 2 de diciembre.

Esos comicios le permitieron acceder a la Junta de Andalucía, pero confirmaron una irrupción, la de Vox, que va a castigar a los populares en las urnas.

En unas elecciones generales, los escaños en las provincias se deciden por un puñado de votos y, en el caso del PP, “pueden perder algunos diputados clave por el trasvase a Vox”. El PSOE sabe de lo que habla Iván Redondo: los socialistas sufrieron algo parecido en las elecciones del 15-D de 2015 y el 26-J de 2016 por culpa del “efecto Podemos”.

6. “Posponerlas a octubre sí sería un suicidio”

En el gabinete de Pedro Sánchez son plenamente conscientes de las reticencias de altos cargos de Ferraz a convocar generales antes de las autonómicas, municipales y europeas del 26-M. No obstante, han usado los mismos argumentos empleados por éstos para convencer al presidente.

Dirigentes nacionales del PSOE sostienen que sería un “suicidio” celebrar las generales antes de mayo, por el riesgo de perder el Gobierno y desmovilizar al electorado de cara a las locales y europeas. Pero en Moncloa responden que “pasaría lo mismo, pero al revés, si esperamos a otoño”.

Iván Redondo y su equipo alertan de que, si el PSOE espera a octubre a celebrar las generales, pero en mayo pierde todos los gobiernos autonómicos, “Moncloa se convertiría en una isla” en una España gobernada por el PP. Esto haría “insostenible” la continuidad de un Sánchez que, además, estaría abocado al fracaso en las urnas.

7. “En octubre no se podrá explotar ninguna de estas ventajas”

El gabinete de Pedro Sánchez ha insistido al presidente sobre un dato clave: todas las ventajas mencionadas más arriba “tienen fecha de caducidad”.

Si las elecciones se posponen a mayo, o incluso a octubre, el debate de los Presupuestos quedará lejos; a los ciudadanos se les habrá olvidado la foto de Rivera en Colón con PP y Vox; Ciudadanos se habrá podido “blanquear” pactando con el PSOE en algunas regiones; y tanto Podemos como el Partido Popular podrían ver frenada su caída.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable