Política

Rebelión en Izquierda Unida por el pacto entre Alberto Garzón y Pablo Iglesias para las europeas

Acusaciones al coordinador federal por aceptar los últimos puestos de la lista. También recelan del apoyo al francés Mélenchon

Alberto Garzón y Pablo Iglesias.
photo_cameraAlberto Garzón y Pablo Iglesias.

IU se ha convertido en testigo privilegiado de la guerra interna que está protagonizando Podemos en Madrid. Tanto Carmena como Pablo Iglesias quieren contar con el respaldo del partido para imponerse al otro bando. Pero, mientras el conflicto en la capital se resuelve, el líder de la formación morada ya ha avanzado un acuerdo con Alberto Garzón para las europeas.

El pasado miércoles, en plena tormenta por la suspensión de militancia a seis ediles del Ayuntamiento de Madrid, la dirección nacional de Podemos hizo pública la lista de candidatos a las primarias del partido para formar parte de la lista electoral para las europeas del 26 de mayo, y que encabezará Pablo Bustinduy.

Las fuentes consultadas por Confidencial Digital explican que el cabeza de cartel es el único que tiene un puesto asegurado en la candidatura final, ya que Pablo Iglesias y Alberto Garzón tienen cerrado un acuerdo para que Podemos e Izquierda Unida concurran a esos comicios en coalición. Y, por tanto, en la lista también habrá integrantes de IU.

Críticas al reparto de puestos

Ese acuerdo apenas ha trascendido públicamente, pero en la dirección de Izquierda Unida lo conocen desde hace varias semanas. No obstante, tal y como confiesan a este diario varios integrantes de la coordinadora federal de la formación, “el pacto no ha gustado, ni mucho menos, a todo el mundo”.

Todo ello porque, según afirman, “Garzón ha aceptado que nosotros ocupemos los últimos puestos de la lista”. Una decisión que supone “un ataque a nuestro propio partido, a nuestra historia en Europa, y hasta a los resultados que obtuvimos hace cuatro años”.

Los críticos de Izquierda Unida recuerdan, en este sentido, que en las elecciones europeas de 2014 la formación obtuvo seis eurodiputados -cinco propios y uno de Iniciativa per Catalunya, ahora “absorbida por Podemos”- mientras que los de Pablo Iglesias, que debutaban en estos comicio, se quedaron en la media decena.

Teniendo en cuenta este precedente, “lo lógico es que la lista fuera más equitativa, ya que, con el reparto que plantea Podemos, pasaríamos de tener cinco representantes de IU en Bruselas a dos o tres”.

Al no darse esta circunstancia, advierten las fuentes consultadas, “lo que va a pasar es que alguno de nuestros actuales eurodiputados no quieran repetir en una lista en la que ellos no estén en cabeza”.

Rechazan el acercamiento a Mélenchon

En Izquierda Unida, por otra parte, no solo inquieta el pacto de Alberto Garzón con Pablo Iglesias por la posición de los representantes de IU en la candidatura conjunta a las europeas, sino también por el acercamiento de Podemos al proyecto del francés Jean-Luc Mélenchon.

El líder de la Francia Insumisa quiere liderar una candidatura de partidos de izquierda de toda Europa que compita con el proyecto de Varoifakis y también con la tradicional Izquierda Europea, a la que respalda desde hace décadas IU.

Pablo Iglesias, sin embargo, ha respaldado públicamente a Mélenchon, marcando distancias con Varoufakis pero también con la Izquierda Europea. Un movimiento que también genera muchas dudas y malestar dentro de la coordinadora federal de Izquierda Unida.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable