Seguridad

La Policía comprará cartuchos para pelotas de goma mientras el Congreso estudia prohibirlas

Va a adquirir 780.000 unidades que se entregarán a los antidisturbios de las UIP entre 2023 y 2025. Sirven también para lanzar botes de humo y de gas lacrimógeno

Policías antidisturbios.
photo_camera Policías antidisturbios.

El Congreso de los Diputados está tramitando una proposición de ley del Partido Nacionalista Vasco (PNV) para sustituir la Ley de Seguridad Ciudadana, aprobada en 2015 por la mayoría absoluta del Partido Popular y tachada de ‘ley mordaza’ por la izquierda.

Tanto el PSOE como Unidas Podemos llevaban en sus programas electorales derogar esta norma, al considerar que vulnera derechos fundamentales de los manifestantes.

Uno de los objetivos que plantearon sobre todo desde Unidas Podemos fue prohibir las pelotas de goma que utilizan las unidades antidisturbios de varios cuerpos, como la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Ertzaintza, para dispersar manifestantes violentos.

El PSOE apuesta por una redacción más ambigua sobre “medios menos lesivos” y que no causen “daños irreparables”, pero sin mencionar expresamente este material antidisturbios que, por ejemplo, se retiró en los Mossos d’Esquadra para ser sustituido por proyectiles de foam, un material parecido a la espuma.

Aún quedan meses de trámite en las Cortes Generales para aprobar la ley y los términos en los que prohibirá, o simplemente limitará el uso de pelotas de goma y otros medios antidisturbios. Mientras tanto, la Policía Nacional prepara una compra de este tipo de material que abarcará hasta el año 2025, según ha podido comprobar Confidencial Digital.

780.000 cartuchos en tres años

La División Económica y Técnica de la Dirección General de la Policía ha abierto una licitación, con un presupuesto de 504.570 euros, que tiene por objeto la “adquisición de cartuchos de proyección del calibre 12/57, 60.000 de color negro y 200.000 de color verde, por año, diseñados para el lanzamiento de medios antidisturbios con escopeta policial para las anualidades 2023, 2024 y 2025”.

Explica la Policía que “dentro de los medios de que disponen las Unidades de orden público de la Policía Nacional se encuentra la escopeta Franchi SPS 350, cuyas características permiten el acople de una bocacha para el lanzamiento de medios antidisturbios”.

Las unidades dedicadas a la protección del orden público son, principalmente, las Unidades de Intervención Policial (UIP), los conocidos como antidisturbios. Se dividen en once unidades, distribuidas en bases por distintos puntos de España (Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Valladolid, Bilbao-Pamplona...).

En total se adquirirán 180.000 cartuchos de color negro y 600.000 de color verde, es decir, 780.000 en total que se repartirán entre los años 2023, 2024 y 2025. Eso parece indicar que los planes de la Dirección General de la Policía pasan por continuar utilizando en los próximos tres años el material antidisturbios que se lanza mediante bocachas acopladas a escopetas.

 

Pelotas, botes de humo y gas lacrimógeno

Estos cartuchos de proyección llevan una carga de pólvora, y su detonación permite que se lance a gran velocidad una pelota de goma, pero también un bote de humo o de gas lacrimógeno, siempre con la intención de obligar a manifestantes violentos a dispersarse.

Los cartuchos negros del calibre 12/57 que se pretende adquirir se utilizarán con escopetas Franchi SPS350 del calibre 12/79, con la bocacha acoplada al cañón.

La Policía exige como “característica técnico/operativa” que las bolas de caucho disparadas con estos cartuchos alcancen una velocidad de 130 m/s.

“Para proceder a disparar los botes fumígenos y lacrimógenos se ha de disponer de un tipo de cartuchería adecuada, diferente de la convencional”, se puede leer en la documentación del contrato.

La Policía Nacional señala que “las características que deben reunir estas municiones han de permitir el lanzamiento de los medios antidisturbios a unas determinadas distancias, según se contempla en los protocolos de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana para el “uso progresivo de medios” en situaciones en las que se pueda ver comprometido el orden público”.

Esta munición se va a usar no sólo en actuaciones reales, en manifestaciones violentas, sino también en cursos de formación en el empleo de los medios descritos, tanto en los cursos para el ingreso en las UIP, como en las prácticas tácticas operativas.

Por todo ello, la Policía considera que “el elevado consumo de este tipo de munición” “hace imprescindible su reposición para mantener dotadas a las unidades del material necesario para el cumplimiento de sus fines institucionales”.

También la Dirección General de la Guardia Civil comenzó a finales de 2021 el proceso para adquirir más de 8.000 pelotas de caucho para sus unidades antidisturbios (los Grupos de Reserva y Seguridad, GRS), de nuevo en paralelo a la tramitación parlamentaria de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que podría acabar, o al menos restringir, el uso de estas pelotas de goma.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en los actos del día de la Policía

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?