Martes 23/01/2018. Actualizado 01:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

A día de hoy, asumirían el cargo el 2 de noviembre

Gestiones para evitar que los ministros tomen posesión el miércoles y formen “el Gobierno de los Difuntos”

Moncloa negocia con Zarzuela para que Rajoy pueda jurar el cargo el domingo, despachar ese mismo día con el rey, y anunciar por la tarde la composición de su nuevo Ejecutivo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy tiene claro que el lunes, sí o sí, se conocerá el nombre de todos sus ministros. No obstante, va a intentar, hasta el final, que éstos juren el cargo ese mismo día 31 de octubre, sin tener que esperar al miércoles 2 de noviembre, día de los Difuntos. Para ello, Moncloa está llevando a cabo una conversación in extremis con Zarzuela.

Rajoy posa con sus ministros en una foto de archivo. Rajoy posa con sus ministros en una foto de archivo.

Tal y como adelantó El Confidencial Digital el pasado miércoles, el plan inicial de Mariano Rajoy es dar a conocer el nombre de sus nuevos ministros el lunes para que éstos, teniendo en cuenta que el martes es fiesta en toda España y los ministerios estarán cerrados, juren su cargo el miércoles y después protagonicen el tradicional traspaso de carteras.

No obstante, en las últimas horas, y pese a tener ese calendario aprobado, en Moncloa están haciendo gestiones para intentar adelantar los plazos.

Presidencia quiere que, en el mismo domingo, Rajoy pueda jurar su cargo ante el rey y, después de despachar con el propio Felipe VI para anunciar su nuevo Gobierno, difundir el nombre de los ministros esa misma tarde. De esa manera, los nuevos componentes del Ejecutivo de Rajoy jurarían su cargo al día siguiente.

Objetivo: evitar “el Gobierno de los Difuntos”

Las gestiones con Zarzuela, iniciadas antes del inicio del debate de investidura, persiguen un único objetivo, además de tener cerrado el Consejo de Ministos cuanto antes: evitar que al nuevo gabinete de Rajoy se le conozca como “el Gobierno de los Difuntos” al haberse constituido, oficialmente, el día de los Difuntos.

El calendario marca que, si Rajoy anuncia los ministros el lunes, éstos podrían jurar el cargo el martes, pero lo harían en unos ministerios vacíos y en un día festivo, por lo que la repercusión de su toma de posesión sería mínima. Además, de hacerlo ese 1 de noviembre, también se les podría conocer como “el Gobierno de Todos los Santos”, un apelativo que tampoco gusta en Moncloa.

Ese cambio de fechas para evitar un apelativo que pueda resultar perjudicial ya se dio, en su día, con la Constitución de 1978. Así, fue sancionada por el rey Juan Carlos I el 27 de diciembre, pero su publicación en el BOE se pospuso al 29 para que no coincidiera con los Santos Inocentes y la Carta Magna no fuese bautizada como “la inocente”.

Un adelanto de fechas “complicado”

Las fuentes gubernamentales consultadas por ECD explican que el adelanto de fechas que propone Moncloa es “complicado” debido a la agenda del rey, tan y como han comunicado al Ejecutivo desde Zarzuela.

En concreto, Felipe VI regresará a Madrid el domingo después de haber acudido a la Cumbre Iberoamericana. Su llegada está prevista para la mañana y, de llegar a un acuerdo entre Moncloa y Zarzuela, deberá recibir a Rajoy para que jure su cargo, se reúna con él para anunciarle su nuevo Gobierno y, después, comunicarlo públicamente.

Un plan “a contrarreloj” que desde Moncloa, a día de hoy, no saben si se va a poder llevar a cabo: “Se intentará hacer todo el domingo. Si no, Rajoy jurará el cargo y anunciará a sus ministros el lunes sin problemas”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··