Viernes 20/04/2018. Actualizado 16:35h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Un sistema que explotó con éxito Podemos

El PSOE abre otra vía de financiación: el micromecenazgo

Ferraz diseña varios proyectos pilotos para complementar las subvenciones públicas con campañas de donaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La sucesión de malos resultados electorales desde 2011 puso en dificultades económicas al PSOE. Los socialistas han visto en estos años cómo han caído los ingresos por afiliaciones y las subvenciones públicas directas, y por ello van a apostar por otras vías de financiación.

Pedro Sánchez Pedro Sánchez Flickr PSOE

Ya hace meses se contó en estas páginas cómo los documentos sobre el estado financiero del Partido Socialista mostraban que en 2016, por ejemplo, la formación que lidera Pedro Sánchez perdió un millón de euros de ingresos por cuotas de afiliados, y tres millones y medio procedentes de las subvenciones públicas que otorgan los parlamentos y el Gobierno para el funcionamiento de los partidos con representación institucional.

Esta caída en los ingresos ha obligado a Ferraz a aplicar en los últimos años despidos de trabajadores, rebajas de sueldos en la plantilla...

Tras años de recortar los gastos, el PSOE también pretende realizar cambios por la vía de los ingresos. Ya elevó la cuota a los afiliados, y hace unos meses aprobó un documento, “Directrices presupuestarias para el ejercicio 2018”, que apunta a una nueva forma de conseguir recursos de sus bases.

Objetivo: aumentar la “autofinanciación”

El Confidencial Digital ha consultado con fuentes oficiales del PSOE, que explican esta nueva estrategia apuntada por los socialistas, de impulsar ya a lo largo de este 2018 “nuevas fórmulas de autofinanciación”.

El Partido Socialista va a comenzar a poner en marcha proyectos de crowdfunding o micromecenazgo, así como campañas de microcréditos, confirman dichas fuentes. Ya en las primarias que enfrentaron a Pedro Sánchez con Patxi López y Susana Díaz los candidatos recaudaron fondos a través de estas figuras, pero será la primera vez que el PSOE opte por estas vías como partido.

Desde su lanzamiento a principios de 2014 Podemos ha sido abanderado de estos canales de financiación. Con los microcréditos, pequeñas ayudas de hasta 10.000 euros de sus simpatizantes, la formación morada consiguió evitar tener que pedir préstamos o créditos a algún banco: algo que Podemos echa en cara a otros partidos, para acusarles de estar “en deuda” con las entidades financieras. Una vez pasadas las elecciones en cuestión, ha ido devolviendo esos microcréditos al cobrar ya subvenciones públicas de las instituciones.

Ahora el PSOE pretende empezar a encaminarse por esa senda, según explican desde el partido, “en línea con la evolución de la financiación de los partidos políticos en España y en Europa”. Admiten que no pretenden que el micromecenazgo y los microcréditos se conviertan “de la noche a la mañana” en la principal fuente de financiación del partido.

Sin embargo, sí es su objetivo a medio y largo plazo conseguir un “reequilibio entre los ingresos públicos y privados”.

Recaudar dinero para proyectos concretos

La idea de la dirección y de la gerencia del PSOE es poner en marcha algún proyecto piloto de ‘crodwfunding’ o micromecenazgo a nivel federal, y después ir extendiéndolo a otros niveles territoriales, ya que es una vía de financiación que el partido pretende fomentar en las federaciones autonómicas y agrupaciones locales.

Aún no están decididos los proyectos, pero se tratará de abrir campañas para financiar gastos concretos. A falta de estudiar y definir estos proyectos, las fuentes oficiales del PSOE apuntan posibilidades como la puesta en marcha de proyectos formativos, organización de debates, actividades culturales y sociales, edición de libros...

De esta forma, pretende “involucrar a nuestros votantes en la puesta en marcha de nuestras actividades, para favorecer una mayor implicación, participación y transparencia, dando lugar una mayor vinculación con nuestra actividad”. Lo canalizarían a través de algún mecanismo en su página web.

Dudas pendientes del Tribunal de Cuentas

Por contra, para las campañas electorales (como las que habrá en 2019: andaluzas, autonómicas, municipales, europeas...) por el momento el PSOE no se plantea recurrir al ‘crodwfunding’ o micromecenazgo. La ley de régimen electoral general regula de forma estricta las vías de financiación de las campañas.

Estas formas de recaudar dinero para el funcionamiento del partido han generado polémicas, por ejemplo a Podemos, cuyo sistema ha sido investigado por el Tribunal de Cuentas, que exigió la identificación de todos los “micromecenas” del partido. También hubo divergencias en el proceso de primarias socialistas de 2017, por lo que es un asunto polémico.

De hecho, en el PSOE admiten que “mientras que las normas son claras respecto a las donaciones tradicionales estas nuevas fórmulas de financiación requieren una necesaria regulación que la dote de seguridad jurídica y una implicación de las entidades bancarias necesarias para su desarrollo”.

Por eso el Partido Socialista va a estudiar con detalle la legislación sobre financiación de partidos, y va a tratar de ajustarse a lo establecido por el Tribunal de Cuentas en este tema. Consideran, por ejemplo, que “los microcréditos, al no tratarse de donaciones e implicar otra serie de limitaciones y condicionantes en relación las reglas de endeudamiento de los Partidos Políticos, necesitan una mayor reflexión”, y por eso ven necesario que el Tribunal de Cuentas aclare algunos aspectos para tener la seguridad jurídica de poner en marcha esta vía de financiación antes de lanzar sus campañas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··