Miércoles 23/05/2018. Actualizado 11:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El líder del PSC se garantiza encabezar la lista a la Generalitat

Pedro Sánchez se ha ganado a Miquel Iceta para así liberarse de Carme Chacón

Los socialistas catalanes harán coincidir tres primarias. La ex ministra de Defensa tendrá que elegir entre optar a ser candidata a la presidencia del Gobierno o asegurarse un escaño por Barcelona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez sabe que no cuenta con el apoyo mayoritario de las federaciones socialistas de Andalucía y Madrid, muy controladas por Susana Díaz y Tomás Gómez. Por eso, se ha trabajado una alianza con el PSC de Miquel Iceta, al que ha respaldado como líder de los socialistas catalanes a cambio de que éste haga lo propio en las primarias del PSOE para elegir candidato a La Moncloa.

Pedro Sánchez, Miquel Iceta, y Carme Chacón. Pedro Sánchez, Miquel Iceta, y Carme Chacón.

El pasado 3 de abril, el líder del PSC anunció, en una entrevista concedida a Europa Press, que su partido hará coincidir las primarias del PSOE del 26 de julio con otras dos elecciones internas: una para votar al candidato de los socialistas catalanes a la presidencia de la Generalitat, y otra para nombrar al cabeza de lista de la formación por Barcelona en las generales.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, esa decisión ha sido consensuada entre el propio Miquel Iceta y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Ambos, explican dirigentes del partido muy bien posicionados, llevaban meses trabajando en esas “tripes primarias”, que benefician a los dos y perjudican a una posible rival común: Carme Chacón.

Un pacto estratégico

Las fuentes consultadas por este diario califican de “golpe de efecto” este pacto sellado por Sánchez e Iceta, que han conseguido “blindarse” de cara a unas primarias en las que el liderazgo de ambos se iba a discutir por varios sectores del partido y, a la vez, han “desactivado” a la ex ministra de Defensa.

En ese sentido, desde el PSOE y el PSC reconocen que Chacón, que encabezó la lista de los socialistas catalanes por Barcelona en las generales de 2011, tendrá que descubrir antes de tiempo sus cartas y decidir ya en qué elecciones primarias desea participar: “Al coincidir todos los procesos, tiene que mojarse y elegir entre disputarle a Pedro la candidatua a La Moncloa, a Miquel la candidatura a la Generalitat, o asegurarse escaño en el Congreso encabezando la lista por Barcelona”.

En el partido se ve muy difícil que la ex ministra aspire a presidir la Generalitat, pero no descartan que continúe pensando, como en 2012, que puede ser cabeza de lista del PSOE a La Moncloa. Si elige esa opción, avisan, se arriesga a decir adiós a la política: “Tiene pocas opciones de ganar a Sánchez y se quedaría fuera del Congreso”.

Por todo ello, a día de hoy, tanto en Ferraz como en el PSC dan casi por hecho que la ex ministra de Defensa se tendrá que conformar con repetir como cabeza de lista del partido por Barcelona en las generales.

Así se ha ganado Sánchez a Iceta

La alianza estratégica entre Pedro Sánchez y Miquel Iceta se empezó a gestar, desde la dirección nacional del PSOE, a principios de año.

Entonces, el secretario general ya era consciente de que la federación madrileña, controlada aún por Tomás Gómez, iría en su contra en las elecciones primarias de julio. Tampoco contaba Sánchez con el apoyo del PSOE andaluz de Susana Díaz, que ya amagaba con adelantar las elecciones a la Junta y no se descartaba para esas primarias.

Ante ese panorama, el líder del PSOE, y sus colaboradores más estrechos, decidieron acercarse a la tercera federación en importancia del partido: la del PSC. Desde entonces, la interlocución entre Ferraz y Nicaragua -sede de los socialistas catalanes en Barcelona- ha sido entre los líderes de ambas ejecutivas. De esa manera, además, Sánchez desplazó a la propia Chacón, que era la que se encargaba de actuar como enlace de la dirección nacional con Iceta.

Las fuentes consultadas por ECD explican que, en ese diálogo directo entre Sánchez e Iceta, ambos dirigentes pactaron apoyarse mutuamente en las primarias en las que los dos participan. Así las cosas, el secretario general del PSOE se ha garantizado los votos de los socialistas catalanes en las elecciones internas de julio.

En la dirección nacional del PSOE consideran “suficientes” los apoyos actuales con los que cuenta Sánchez para las primarias: Además del PSC, “las federaciones de Castilla y León, Galicia, Asturias, La Rioja... están con él”, por lo que, sostienen, “si existe otro candidato, no le será suficiente con el apoyo de Andalucía y Madrid”.

El secretario general “ha imitado a Zapatero”

Las maniobras de Pedro Sánchez para hacerse con el apoyo del PSC no han pasado inadvertidas en algunas direcciones regionales del PSOE. Algunos dirigentes del partido, incluso, comentan que el actual secretario general, muy crítico últimamente con Zapatero, ha imitado la estrategia del ex presidente con los socialistas catalanes.

En ese sentido, las fuentes consultadas por este confidencial recuerdan que Zapatero, justo antes del Congreso del PSOE celebrado en el 2000, y en el que fue elegido secretario general, tejió una alianza estratégica con el entonces líder del PSC, Pasqual Maragall, que fue determinante en su triunfo frente a José Bono y Rosa Díez.

Ese pacto entre Zapatero y Maragall se afianzó todavía más en 2003, cuando el catalán se convirtió en presidente de la Generalitat. Desde entonces, y sobre todo cuando Zapatero llegó a La Moncloa, “ambos decidían sobre el partido y el gobierno”, debilitando aún más a sus adversarios dentro del PSOE.

No obstante, algunos dirigentes avisan a Sánchez de que la situación ha cambiado: “Ahora el PSC es un partido residual en Cataluña. Le puede valer para ganar las primarias, pero no para controlar el partido”.

Barones del PSOE recelan de esa alianza

Desde algunas direcciones regionales del PSOE, además, ven con recelo esa alianza entre Pedro Sánchez y el PSC, precisamente por cómo acabó el pacto entre Zapatero y Maragall: “Si estamos como estamos en Cataluña fue por pactar con ERC y negociar un nuevo Estatut”. Eso, avisan, “perjudicó al PSC y también al PSOE”.

Ente los líderes autonómicos del PSOE más contrarios a que el PSC se convierta en socio principal de Sánchez están Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page. Los tres ya han manifestado, tanto en público como en privado, que la dirección nacional del PSOE no puede priorizar las reivindicaciones del PSC en detrimento del resto de federaciones socialistas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··