Viernes 28/07/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Ejército mira a Cataluña

No se les escucha. No hablan. Se mantienen en silencio, pero no les da igual. No son indiferentes al problema de la amenaza independentista de Cataluña.

Me refiero a los militares. A los miembros de los tres ejércitos.

No sueltan palabra porque no les corresponde, pero también porque no pueden: el Gobierno les tiene dicho que nadie comente nada sobre el riesgo de ruptura.

Pero les preocupa intensamente. Se mantienen atentos a la deriva que se produce en ese territorio español. Miran a Cataluña con atención.

Si ellos no pueden hablar, lo ha hecho la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, al recordar algo por otra parte obvio: el papel constitucional de las Fuerzas Armadas como garantes de la integridad territorial de España.

En la celebración de los 40 años del ministerio, recordó que “por tierra, mar y aire, las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil se encuentran donde haya que proteger los valores de la democracia y de la Constitución, pero también la integridad y soberanía”.

“Siempre que España ha necesitado a las Fuerzas Armadas, estas han respondido de inmediato”, remachó la ministra.

Tal como se ha contado en estas páginas, las palabras de Cospedal han recibido un “respaldo absoluto” por parte de los altos mandos del ejército. Que insisten en que no pueden tratar de cuestiones políticas (“eso debe hacerlo el ministro, que habla por nosotros”), pero recuerdan que su posición está del lado de lo que dicten la Constitución y el Gobierno elegido en las urnas.

“Estamos para lo que diga la Constitución”, recalcan, en implícita referencia al artículo 8 de la Carta Magna, que establece el papel de las Fuerzas Armadas como garantes de la integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

Las palabras de Cospedal han sido interpretadas por el independentismo catalán como una amenaza de movilizar a los militares. El propio Puigdemont, trató de responder: “Si creen que blandiendo uniformes nos acoquinarán van muy equivocados”.

No se trata de blandir nada. Solo de recordar la realidad legal. Y que en el Ejército miran a Cataluña. Lógico, ¿no?

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·