Viernes 28/07/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Independentista catalán de cintura para arriba

Se llama Jordi Baiget, es miembro del PDeCAT, conseller de Empresa y Conocimiento, y lo ha dicho muy claro: está dispuesto a todo por la independencia de Cataluña, incluso a ir a la cárcel. Pero no a que eso le cueste dinero.

Entrevistado en el periódico El Punt Avui, ha reconocido que la actuación del Tribunal Constitucional, poniendo barreras jurídicas a la consulta catalana, impone bastante. Y añade: "¿Ir a la cárcel? Yo podría aguantar tener que ir a la cárcel, pero no si van contra el patrimonio. Pensemos en la familia... Nuestras decisiones pueden afectar a nuestras familias...".

Así que parece existir un independentismo catalán de cintura para arriba. Es decir, de sentimientos (de corazón) y hasta de convencimientos (de cerebro). Pero no de cintura para abajo, es decir, que afecte a la zona del bolsillo. Que se lo pregunten a Jordi Pujol, entre otros muchos.

Ya lo proclama un conocido dicho español: "Lo que no son pesetas son puñetas". Que en catalán tiene su propia versión: "Salut i pessetes, que tot lo demés són punyetes".

Las palabras de Baiget han caído como una bomba en el independentismo catalán. La CUP ha exigido su dimisión: "Si no está en condiciones de afrontar los envites del Estado, que deje paso a otra gente", ha dicho el diputado Benet Salellas.

El conseller, persona próxima a Artur Mas, ha admitido que el referéndum del 1 de octubre probablemente no se podrá celebrar, porque el Estado "tiene mucha fuerza". No hay que menospreciar al Estado, porque "al minuto uno" de aprobar la ley de referéndum llegará la suspensión. "Irán tan en contra, que quizás tendremos que hacer una cosa diferente". A lo sumo, organizar algo parecido a lo que se hizo el 9 N, reconoce.

Buenos, pues ya ha sido destituido. La disidencia no se tolera en estos ámbitos.

Hablando de precauciones, unos cuantos líderes catalanes están mostrando máximo cuidado con lo que hacen, dicen y firman. Motivo: no quieren verse inhabilitados por los tribunales, porque eso les excluiría de la carrera política. Entre ellos Ada Colau, pero también el mismísimo Oriol Junqueras, que muestra una atención exquisita para no traspasar ninguna prescripción legal que pudiera conducir a tal consecuencia.

Con el dinero no se juega. Y con el cargo tampoco.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·