Jueves 27/07/2017. Actualizado 14:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Este rey lo peta

La monarquía británica, que es junto con la española la más antigua y prestigiosa del mundo, se ha volcado con la visita oficial de los reyes Felipe VI y Letizia. Para ello, ha desplegado sus mejores ceremoniales y escogido sus más espléndidos escenarios, con el fin de agasajar a los visitantes por todo lo alto.

Que la visita constituyera un éxito ha sido una voluntad expresa de la reina Isabel II, que además se ha empeñado en que se celebre a pesar de las dificultades que ha tenido que superar: un aplazamiento por las elecciones en España, y un retraso posterior por la coincidencia con las elecciones en Gran Bretaña.

Un detalle por su parte es la presencia de su marido, el duque de Edimburgo, que recientemente anunció la retirada de cualquier acto oficial.

Felipe VI pronunció un importante discurso en el imponente escenario del parlamento británico, donde, entre otras cosas, apostó por una solución pactada sobre la situación de Gibraltar. Algunos diputados habían anunciado que estaban dispuestos a montar un incidente si aludía al Peñón, pero el asunto no pasó a mayores. Es que, en Inglaterra, el rey de España no puede dejar de hablar de la colonia británica.

Por cierto que, una vez más, Felipe VI hizo gala de un perfecto inglés, con acento de Oxford.

A la cena de gala celebrada en Buckingham asistió la familia real británica al completo. Otro detalle de Isabel II. Y estaban allí la flor y nata del empresariado español. Porque, como es sabido, los viajes del rey tienen siempre un intensa carga económica y empresarial.

En esa cena, la reina Isabel pronunció un discurso en el que destacó la relación entre los dos países, diciendo que es inevitable que existan diferencias, pero que la fortaleza de la amistad mutua las superará. Algo parecido afirmó Felipe VI: la solidez de nuestra amistad ayudará a resolver discrepancias.

La visita a Londres siempre es importante. Para los reyes, para la monarquía y para España. También por la enorme repercusión que tiene en todo el mundo.

Y, una vez más, Felipe VI ha dado la talla. La que tiene. Es un rey muy "enseñable". Por estilo, talante, saber estar, estilo, preparación... Basta observar lo que han dicho y dicen los medios de comunicación británicos. Porque, allá donde va, lo peta, como se dice ahora. Es la realidad. Y hay que ponerlo por escrito sin complejos.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·