Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Ana Botella lucha contra los sondeos

He vuelto a preguntar a mi contacto en la sede nacional del PP de la calle Génova por el futuro de Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid.

Porque me sorprendió el despliegue de la alcaldesa en el histórico Casino de la calle de Alcalá de Madrid, donde se desmarcó con un discurso de amplio respiro. Fue lo más parecido a la presentación de una candidatura oficiosa a las elecciones municipales de mayo de 2015.

Botella anunció a bombo y platillo dos medidas muy ‘electorales’, que se aplicarán precisamente en 2015: la eliminación de la tasa de basuras y la supresión de los parquímetros ubicados fuera del centro urbano (en Carabanchel, Fuencarral y Hortaleza).

Se puede decir, por tanto, que Ana Botella está de Primarias, inmersa en esa lucha por convencer a Mariano Rajoy de que ella vale para el puesto, que puede enfrentarse a unas urnas como cabeza de lista (aún no lo ha hecho, no hay que olvidarlo) y ganar.

Lo que me cuentan es lo siguiente:

a) En estos momentos, las encuestas internas que maneja el PP confirman que el partido pierde dos bazas históricas, trascendentales: Madrid capital y la Comunidad Valenciana. Un buen jarro de agua fría para la organización. Algo esperado –sin duda- pero de muy difícil digestión.

b) La consigna es clara, neta, terminante: no se puede perder ninguna de estas dos plazas. Si el PP quiere conservar alguna opción de ganar las elecciones generales de 2015, unos meses después de las municipales y autonómicas, no puede hundirse ni en Cataluña, ni en Valencia ni en Madrid.

c) Por lo tanto, la hoja de ruta marcada por Mariano Rajoy y, en menor medida, por Cospedal no ha variado un ápice: el PP presentará como candidato en Madrid a la persona con más posibilidades de vencer a la coalición PSOE-IU y sentarse finalmente en el Palacio de Cibeles.

d) En estos momentos, insisten desde Génova, Ana Botella no gana.

Así están las cosas.

Cabe entender, por tanto, que la alcaldesa ha presentado estas dos medidas para ganar notoriedad, mejorar su imagen y mejorar en los sondeos. Esta es su verdadera batalla, su auténtico desafío: ganar en las encuestas.

En ello está, en cuerpo y alma.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·