Lunes 21/08/2017. Actualizado 10:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¡El español es capaz de pactar!

Humildad, prudencia, diplomacia, mano izquierda, saber sumar más que restar, perspicacia para encontrar puntos de unión, magnanimidad para que no pesen demasiado las diferencias… Pactar exige muchas habilidades. No es algo fácil. Es más bien todo un arte.

Pero en este país llamado España quizás esto resulta algo más complejo que a nuestros vecinos. Porque, en líneas generales, somos bastante temperamentales. Nos apasionamos con facilidad y dejamos de lado lo razonable, lo conveniente. Con muy poco, nos sentimos agraviados, se nos hincha la vena y saltamos al cuello. Pero las posturas cerriles no ayudan a fraguar entendimientos.

La política exige mucho de lo primero y poco de lo segundo. La maestría para llegar a acuerdos, de lograr consensos entre posturas contrapuestas, debería ser algo inherente a cualquier representante público. Sin renegar de los propios principios, se debe estar en disposición de poder alcanzar mayorías que beneficien a la sociedad. Si nadie cede, el acuerdo es imposible.

Por eso pienso que el pacto que acaba de sellar el Gobierno Rajoy con el PNV, con Ciudadanos y con Coalición Canaria para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado es una excelente noticia.

Parecía un imposible. Después de cuatro años de mayoría absoluta, de no lograr acuerdo alguno con partidos de la oposición, Rajoy ha logrado el apoyo que necesitaba para dar estabilidad a su Ejecutivo. A falta del refrendo de Nueva Canarias, se acaba de asegurar la mitad de la legislatura. Ahí es nada.

Algunos critican que se haya pagado un precio muy alto. Que el pacto haya generado importantes agravios comparativos con otras regiones. Que sea un pastizal, mucho dinero.

Lo cierto es que para pactar hay que realizar concesiones. Ahora, muchos podrán buscar las consecuencias negativas de lo que ha conseguido Rajoy. Pero a mi modo de ver, las ventajas superan a los inconvenientes.

Máxime teniendo en cuenta lo sucedido este jueves en el PSOE en la presentación de avales por parte de los candidatos a liderar el partido.

El sorprendente empuje demostrado por Pedro Sánchez, deja abierta la lucha por el liderazgo en el partido socialista y abre un escenario muy inquietante sobre la gobernabilidad del país. Nadie duda de que el ex secretario general no pactará ni la hora con Rajoy. De ahí la importancia del acuerdo logrado con el PNV.

Es una buena noticia para los españoles, incluidos los vehementes.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·