Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Lo que une a Jorge Cremades, Meritxell y MrGranBomba

No sé si les pasará a ustedes. A un servidor, cada vez con más frecuencia. Me refiero a esa extraña sensación de que hay un mundo paralelo al tuyo propio, que nada (pero nada) tiene que ver contigo, que a algunos les resulta muy interesante y a ti, te traen por una friolera.

La cosa tiene su miga porque a veces genera dudas: ¿me estoy perdiendo algo importante? ¿me estaré volviendo carca? ¿estoy perdiendo facultades para detectar los asuntos trascendentales de la actualidad? ¿me habré vuelto un marciano?

Les voy a poner tres ejemplos calientes, calientes:

-- Jorge Cremades. Estos días se habla mucho en las redes sociales de este cómico que ha concedido una entrevista a El Español donde ha dicho varias barbaridades. La más chocante dice: “hay más violaciones a hombres que a mujeres y de eso no se habla”. La cosa no da para mucho. El personaje no tiene un pase, como se ve, al menos como analista social. Concedió una entrevista escandalosa para generar debate y lograr unos minutos de gloria. No hay más. Sin embargo, el asunto no ha quedado en una anécdota. Ahí está medio mundo dándole bola al asunto. A mi juicio, de forma desproporcionada.

-- MrGranBomba. Detrás de este apelativo se encuentra un youtuber que se acaba de hacer famoso al difundirse un vídeo, grabado para su canal mediante la técnica de la cámara oculta, donde aparece recibiendo un bofetón por llamar “cara anchoa” a un repartidor. Otra payasada, inocua, infantil y liviana, que sin embargo, ha provocado una catarata de artículos de opinión, análisis sesudos y hasta movimientos de adhesión y rechazo. Absurdo.

-- Meritxell. Es estudiante de Enfermería, tiene 20 años pero acaba de alcanzar la categoría de “popular” por su participación en Gran Hermano 17. Es muy pesada, me cuenta mi sobrina. Va, con escaso éxito, detrás de los chicos de los que ha quedado prendada y las redes sociales hablan constantemente de ella. Este miércoles no faltó un apunte noticioso en mi ‘time line’: “Meritxell empuja de broma a Rodrigo, que cae sobre Bea en una colchoneta”. Así todo.

Yo entiendo que esto no es más que espuma. Algunos medios viven de dar vuelo a estas historias leves, prefabricadas, de nulo interés objetivo para la vida de las personas, pero que generan mucho morbo y conversación. Pero en esto se nos van los días.

Se escriben artículos para denigrarlos o ensalzarlos. Se organizan campañas de apoyo o aniquilación. Se recogen firmas para su expulsión del país (o del programa) o su adopción por una comunidad de vecinos dispuesta a apadrinar a la criatura.

Las parrillas de televisión hacen huecos a estos personajes (o directamente los crean) porque dan audiencia… “y tampoco hay mucho más de lo que hablar, no nos engañemos”, como asegura de vez en cuando algún iluminado.

Insisto: seguro que me estoy perdiendo algo.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·