Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Más problemas para los regidores de Podemos

Los antimilitaristas acusan de traidor a su colega Kichi

El alcalde de Cádiz aprueba la construcción por Navantia de cinco corbetas para Arabia Saudí. Un contrato de 3.000 millones de euros y 1.000 puestos de trabajo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los astilleros gaditanos de Navantia negocian un gran contrato con Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas por un valor estimado de 3.000 millones de euros. Un proyecto vital para la economía y el empleo de la región, que cuenta con el apoyo explicito de Kichi, el alcalde de Cádiz. El respaldo a esta iniciativa le ha supuesto duras críticas en círculos antimilitaristas.


 José María González 'Kichi' durante su acto de investidura como alcalde de Cádiz. José María González 'Kichi' durante su acto de investidura como alcalde de Cádiz.

Los alcaldes de las marcas de Podemos llevan menos de un año al frente de consistorios como Madrid, Barcelona, Zaragoza o Valencia, pero ya se han enfrentado a polémicas relacionadas con su gestión.

En las últimas semanas han sido noticia por diversos asuntos polémicos. Manuela Carmena ha tenido que enfrentarse a la crisis de los titiriteros y la retirada de vestigios franquistas. Ada Colau, a una huelga de metro en Barcelona en pleno Mobile World Congress. Joan Ribó, alcalde de Valencia, y Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza, han debido dar explicaciones por gastos en viajes oficiales no suficientemente justificados. Ahora, le ha tocado a ‘Kichi’, el regidor de Cádiz.

Durante la campaña electoral de las últimas municipales y autonómicas, el candidato de Podemos José María González, alias ‘Kichi’, criticó duramente al sistema económico basado en la industria armamentística que, según denunció, el PP y el PSOE llevaban años impulsando en la región.

Ahora, como autoridad municipal, se ha visto en la disyuntiva de denunciar la venta de armas a Arabia Saudí o apoyar un proyecto que supondría un espaldarazo para el empleo de la ciudad de Cádiz. Ha optado por dar su visto bueno.

Cinco fragatas para Arabia Saudí

Navantia y Riad negocian en estos momentos, efectivamente, un contrato de 3.000 millones de euros para la construcción de cinco corbetas. Una adquisición que, según han denunciado varias ONGs, permitiría a la marina de Arabia Saudí mantener un bloqueo naval como el que ahora mismo se aplica a Yemen y que está provocando una grave crisis humanitaria.

Según datos del comité de empresa de Navantia, el impacto sobre el empleo de un contrato de estas dimensiones supondría la creación de 1.000 puestos de trabajo directos en los astilleros, pero generaría otros 9.000 empleos indirectos.

Los propios sindicatos informaron de la importancia de este proyecto al alcalde gaditano. En una reunión celebrada recientemente, representantes del comité de empresa le trasmitieron que su apoyo debía ser “claro y explícito” en este punto.

Hicieron referencia a las duras críticas de Podemos y Pablo Iglesias a las “violaciones de derechos humanos cometidas en Arabia Saudí”.

Kichi apoya el contrato

Después de este encuentro, Kichi se apresuró a dejar clara su postura en su perfil en la red social Facebook:

-- “Que nadie se atreva a cuestionar nuestro compromiso por aumentar la carga de trabajo para la Bahía de Cádiz (…) Todo mi apoyo a las negociaciones que la SEPI y la dirección de Navantia están desarrollando para que el contrato se firme de la manera más inmediata posible”.

Sin embargo, también quiso rubricar su “compromiso con los Derechos Humanos”. “La diplomacia española debe redoblar sus labor en velar por el cumplimiento de los Derechos Humanos”.

Enfado de los antimilitaristas

La respuesta de Kichi ha provocado gran satisfacción en los sindicatos de Navantia, pero ha sido acogida con duras críticas en círculos antimilitaristas. Según ha sabido El Confidencial Digital, el alcalde de Cádiz está recibiendo mensajes críticos de colectivos que dicen sentirse “decepcionados” con su posición. Algunos, incluso, lo han calificado de una “traición”.

-- “Hay poco compromiso con los Derechos Humanos en apoyar la construcción de corbetas que servirán para mantener el bloqueo que hace que 8 de cada 10 yemeníes dependan de ayuda humanitaria. No se puede intercambiar trabajo por la muerte de personas en otro lugar del mundo. Me ha decepcionado mucho su posición”.

Otros le han reprochado su doble vara de medir:

-- “No tienes lo que hay que tener para decir lo que realmente piensas sobre la venta de armas a Arabia Saudí. Si no te sentaras en el sillón, cualquiera te aguantaba criticando dichos contratos”.

Los pacifistas se alejan de Podemos

El colectivo pacifista se alineó fuertemente con Podemos desde los primeros pasos de la formación. Sin embargo, con el paso del tiempo y el enfriamiento de sus posturas, la relación entre ambos se ha ido deteriorando.

El pasado mes de diciembre, el círculo Podemos ‘Pacifismo-Alternativas de Defensa’ anunció en un comunicado que se desvinculaba de la formación. Criticaban la indefinición de las propuestas sobre la pertenencia o no de España a la OTAN y por el fichaje de un ex alto militar –el ex JEMAD José Julio Rodríguez- para la candidatura.

-- “Lo sentimos por lo que un día pudo suponer Podemos de esperanza de cambio profundo y radical. Podemos, hoy por hoy, no representa ya esa opción. Lástima de ocasión perdida que pretende dejar el futuro encarrillado en las mismas vías del pasado” aseguraba el comunicado.

Kichi ya enfadó a los okupas

No es la primera vez que el alcalde de Cádiz recibe críticas por parte de un colectivo, acusándole de prometer algo y hacer lo contrario una vez que ha llegado al poder. Así ocurrió con 28 familias que vivían en un edificio ‘okupa’ de la capital gaditana.

Durante la campaña electoral recibieron la visita de Kichi, que apoyó su petición de una vivienda de alquiler social. Sin embargo, una vez llegado a la alcaldía, José María González les comunicó que el ayuntamiento estaba “atado de pies y manos” en esta cuestión.

Como explicaron indignadas en un comunicado las propias familias, Kichi utilizó el mismo pretexto que había empleado Teófila Martínez cuando era la alcaldesa de la ciudad en representación del Partido Popular.