Viernes 01/07/2016. Actualizado 08:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La Alianza lo había solicitado en los últimos años

Una exigencia de la OTAN se cuela en el pacto PSOE-Ciudadanos

Garantizarán las horas de vuelo de cazas, los días de mar de los buques y los períodos de maniobra para la tropa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Entre las propuestas recogidas en el documento de gobierno PSOE-Ciudadanos figura una que coincide con una exigencia que la OTAN ha reclamado a España en los últimos años: que se garantice la operatividad de las Fuerzas Armadas asegurando el número de horas de entrenamiento militar que requiere la Alianza.


Foto de archivo de la OTAN. Foto de archivo de la OTAN.

Según ha sabido ECD de fuentes militares, en las Fuerzas Armadas no ha pasado desapercibido el hecho de que en el documento de gobierno que propuso Ciudadanos al PSOE viniese una clara referencia a la operatividad militar de España.

En el apartado dedicado a propuestas de gobierno en materia de Defensa, la formación de Albert Rivera introdujo un punto por el cual se iba a “garantizar la plena operatividad de las Fuerzas Armadas asegurando el cumplimiento de las horas de adiestramiento, maniobras, horas de mar y vuelo, imprescindibles para el mantenimiento de nuestras capacidades”.

Años de recortes y amenaza de inoperatividad

De todos los aliados de la OTAN, Las Fuerzas Armadas españolas han sido unas de las que más han sufrido el impacto de la crisis económica en el último lustro. Los recortes presupuestarios tuvieron un efecto devastador sobre la operatividad de las unidades militares españolas.

Solo basta para comprobarlo comparando las cifras de combustible gastado en los últimos años por Armada, Ejército del Aire y Tierra. Mientras en el Aire se gastaron 180 millones de litros en 2013, en 2014 tan sólo tuvieron a su disposición 37 millones. Es decir, un recorte del 80 por ciento en los depósitos de los que repostan los Eurofighters, los F-18 o los Hércules.

La situación en la Armada y en Tierra no fue tan apabullante, pero afectó igualmente a la operatividad de las unidades: los buques y submarinos de la Armada salían a la mar cada vez menos, y la presencia de carros de combate y vehículos blindados en ejercicios y maniobras era cada vez más escasa.

La advertencia de la OTAN

La precaria situación de las fuerzas militares españolas no se pasó por alto en la Alianza Atlántica. Tal y como pudo saber en 2013 El Confidencial Digital, en el cuartel general de la OTAN en Bruselas circulaba entonces un informe reservado en el que se analizaba el impacto de los recortes en la operatividad militar de los aliados: España era una de las naciones peor paradas.

La advertencia de la OTAN llegó alta y clara al Ministerio de Defensa. Y continúo haciéndolo en años posteriores. Si España continuaba reduciendo maniobras y ejercicios reales y los sustituía por horas de simulador, corría peligro de formar un “ejército virtual”.

Esta figura describe, por ejemplo, el excesivo peso del entrenamiento en simulador en pilotos de caza. Cuando se abusa de esta formación, los pilotos “pueden perder ciertas rutinas de vuelo real” explicaban fuentes militares.