Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las controvertidas decisiones de Ana García Faus en la TPI de la era “post-Telefónica”: recortes del 15% y directivos con problemas de idiomas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tres meses han transcurrido desde la compra del directorio telefónico nacional TPI-Páginas Amarillas por la inglesa Yell a Telefónica. Las primeras decisiones de la nueva vicepresidenta y consejera delegada están provocando cierto desconcierto y malestar no sólo en la plantilla.

Como ya se indicara semanas atrás en estas páginas, el relevo de Javier Aguilera por John Condron ha sido traumático: el primero se ha vuelto a Telefónica tras despedir a siete directivos que habían recibido la promesa de que seguirían en sus puestos tras la venta de la empresa a la compañía inglesa.

Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, la cosa no ha terminado aquí. Proveedores habituales de la compañía están recibiendo ahora la noticia, a través del propio jefe de compras, Patxi Cruz, de una reducción unilateral de sus ingresos, que en algunos casos se acerca al 15% de lo que venían percibiendo.

Ante la petición de explicaciones de esas empresas, la respuesta no deja lugar a equívocos: “Esto proviene de las más altas esferas de TPI. Este año no nos salen los números y la nueva Dirección ha decidido aplicar esta reducción de costes”. Algunos de los suministradores más veteranos de la compañía ya han reconocido que no van a aceptar esta medida que no ha sido consensuada.

Como demuestra el caso referido, en TPI existe una gran incertidumbre sobre los resultados de la compañía a final de año. Se presume que no serán los de antes. Por cierto, que otra cosa que tampoco será como antes es el sueldo de la nueva consejera delegada y antigua directora financiera. García Faus estaría percibiendo ahora unos 300.000 euros fijos al año y otros 300.000 variables según resultados y objetivos.

ECD ha podido escuchar además algunas quejas entre la propia cúpula de la sociedad por los problemas de idiomas de algunos importantes directivos. El nuevo director general financiero, Victor Palau, que acaba de llegar de Chile, parece tener algunas dificultades con el inglés. Paradójicamente, el nuevo director general comercial, que procede de Inglaterra, tiene un deficiente conocimiento del castellano.