Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Analistas del sector sostienen que los resultados de Endesa habrían sido “inflados” artificialmente: las cifras se deben a partidas no recurrentes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los resultados del primer trimestre de 2006 presentados por Endesa habrían sido inflados artificialmente: esta es la tesis de algunos analistas que se basan en una serie de partidas contables y no recurrentes, y factores extraordinarios, que –a su juicio- difícilmente podrá mantener la empresa en un futuro.

A pesar de un descenso de la actividad de generación en España y Portugal y una subida generalizada de los costes de combustible en el sector, Endesa ha presentado unos resultados financieros con crecimiento del 31,0% del EBITDA consolidado y del Resultado Neto de 87,9%. .   Según algunos análisis realizados por expertos en el sector, estas cifras se deben principalmente a partidas contables y no recurrentes que se habrían empleado para incrementar artificialmente los resultados del periodo. Entre estas, los analistas destacan:   -- La contabilización del déficit de compensaciones por sobrecostes peninsulares correspondientes a los ejercicios 2001-2005, por importe de 212 millones de euros, más 31 millones registrados como ingresos financieros por el mismo concepto.   -- La contabilización del déficit de tarifa correspondiente a los dos primeros meses del trimestre, antes de su eliminación, por importe de 399 millones de euros (descontado ya el coste de los permisos de CO2 por 121 millones).   -- La plusvalía de 171 millones de euros por la venta del 5% en Auna, realizada el 30 de diciembre de 2005 como operación puramente financiera con Deutsche Bank como contrapartida, sin que tal venta represente una ganancia real para Endesa.   -- El menor coste fiscal por importe de 170 millones de euros (101 millones después de minoritarios por el crédito fiscal de la fusión Chilectra-Elesur).   Los expertos consultados por ECD han realizado, además, el siguiente análisis sobre el negocio de Endesa en España y Portugal.   Pese a que la demanda eléctrica del conjunto del sistema peninsular español ha crecido un 2,3% en el primer trimestre de 2006, y la generación en régimen ordinario lo ha hecho en un 6,9%, la producción eléctrica peninsular de Endesa ha descendido un 5,4% mientras que la generación en régimen ordinario lo ha hecho en un 6,2%. De ello puede deducirse que:   -- La posición ventajosa de Endesa como “matched player” se está deteriorando.   -- Se está produciendo una reducción de la cuota de mercado de Endesa en generación en España. En particular, en el caso del carbón, tecnología que Endesa califica como especialmente importante, se puede observar como la electricidad generada por la totalidad del sector ha descendido un 6% mientras que la producción de Endesa con esta tecnología lo ha hecho en un 11%.   -- El aumento de los ingresos de Endesa está motivado principalmente por el efecto de los precios.   Asociado a lo anterior, estos analistas perciben un retraso en el plan de capacidad 2006 de Endesa en determinadas áreas:   -- En el primer trimestre de 2006 sólo se han completado 93 MW de capacidad extra-peninsular, de los 520 esperados para 2006.   -- En el primer trimestre de 2006 han completado sólo 46 MW de renovables frente a los 400 MW previstos para todo el año 2006.   Adicionalmente, se ha producido una reducción del 3% del EBITDA del negocio de distribución en España.   Endesa ha contabilizado en el EBITDA del primer trimestre de 2006 un ingreso (contable) de 212 millones de euros por déficit de compensaciones por sobrecostes peninsulares correspondientes a los ejercicios 2001-2005.   -- Sin contabilizar dicho déficit histórico, el EBITDA en España y Portugal hubiera crecido un 0% respecto del primer trimestre de 2005 frente al 26% anunciado por Endesa.   -- Adicionalmente se reconocen como ingresos financieros 31 millones de euros por el mismo concepto.   -- Hay que señalar que, según estas fuentes, Endesa no estaría aplicando ninguna carga fiscal al déficit histórico 2001-2005 contabilizado en el primer trimestre de 2006.   -- Si Endesa no hubiera realizado estos dos ajustes contables, que reflejan en el primer trimestre de 2006 partidas de años anteriores, el resultado neto hubiera descendido –aventuran estos analistas- un 14%, frente al crecimiento del 49% declarado.   Además, el negocio de generación sigue reflejando la contabilización de un déficit de tarifa (que no supone un ingreso real de caja) de 520 millones de euros durante los dos primeros meses del año. La nueva regulación introducida en marzo de 2006 no permitirá recoger en el futuro dicho déficit. En este sentido, Endesa ha registrado como activo financiero 399 millones de euros (una vez descontado el coste de los derechos de emisión de CO2 por valor de 121 millones de euros).   -- Excluyendo este apunte contable, el EBITDA del negocio de España y Portugal de Endesa hubiera descendido un 23%, frente al crecimiento del 26% declarado por Endesa.   -- En términos de Resultado Neto, Endesa habría experimentado un descenso de 259 millones de euros, lo que hubiera supuesto una disminución del resultado neto del 19% frente al crecimiento declarado del 49%.   Respecto a la nueva regulación que establece un “cap” de precio de venta de 42,35 euros/MWh al mercado regulado para los generadores verticalmente integrados, Endesa ha declarado un impacto de 43 millones de euros, producido únicamente en el mes de marzo.   -- De haberse aplicado dicho “cap”en todo el trimestre, como acontecerá en el futuro, el impacto negativo hubiera sido como mínimo tres veces mayor, es decir de 129 millones de euros.   El coste del combustible de Endesa ha crecido sólo un 5%, frente al 22% del resto del sector debido a la cobertura del precio del mismo.   -- Cabría preguntarse, demandan los analistas, si es sostenible una política de cobertura parecida en el futuro.   Endesa ha contabilizado en el primer trimestre de 2006 una plusvalía después de impuestos de 171 millones de euros asociada a la venta de Auna en el 2005.   -- Cabe recordar que la desinversión de Auna ha generado plusvalías en 2005 debido a los varios “write-offs” de dicha inversión que ha realizado Endesa en años anteriores, por lo que dicha plusvalía, además de ser excepcional, ni siquiera refleja la rentabilidad real de la inversión.   Además la venta de bienes inmuebles ha generado unas plusvalías de 14 millones de euros en el periodo, cuando hace tan sólo unos meses se hablaba de una cantidad cercana a los 750 millones de euros en plusvalías esperadas.   Los resultados del primer trimestre de 2006 recogen ya el 60% de las plusvalías esperadas para todo el 2006, lo que supone que los resultados de los próximos tres trimestres no se beneficiarán de dicha partida.   Por su parte, el banco germano Dresdner, la tercera entidad financiera más importante de Alemania, acaba de publicar un informe en el que se afirma que los sólidos números del primer trimestre presentados por Endesa incluyen numerosos factores extraordinarios que pueden no ser sostenibles en los próximos meses. Se refiere fundamentalmente a las plusvalías de Auna y a la compensación por los sistemas eléctricos insulares y extra-peninsulares.

·Publicidad·
·Publicidad·