Miércoles 07/12/2016. Actualizado 09:19h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Aviso a navegantes: Un estudio certifica que la rentabilidad media de los fondos de inversión en los últimos diez años fue inferior a la inflación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un prolijo estudio hecho público recientemente y que ha analizado la rentabilidad de los fondos de inversión en nuestro país durante el periodo comprendido entre 1991 y 2006 concluye demostrando que los últimos 5 y 10 años la rentabilidad promedio de los fondos de inversión fue inferior a la inflación.

Sólo en el último ejercicio se lanzaron al mercado 246 nuevos fondos de inversión en nuestro país. Este dato confirma la pujanza y la ‘pegada’ de este modelo en España. Sin embargo, un estudio elaborado por tres investigadores del IESE de la Universidad de Navarra sobre la rentabilidad de los fondos durante los últimos 15 años no ofrece cifras muy halagüeñas.

Según el citado análisis, el 31 de diciembre de 2006, casi 9 millones de personas (8.819.809 partícipes) tenían abierto un fondo de inversión en España. El patrimonio total de 2.779 fondos abiertos alcanzaba los 254.306 millones de euros.

La investigación demuestra que los fondos de inversión no son un valor tan rentable como se suele vender: como decimos, en los últimos diez años la rentabilidad media de los fondos de inversión fue inferior a la inflación. Además, existen otros activos de los que se puede obtener una mayor rentabilidad que de los fondos de inversión. En los últimos tres, cinco, diez y quince años, la rentabilidad promedio de los fondos fue inferior a la rentabilidad de una inversión en bonos del Estado a 10 años.

La investigación confirma también que el patrimonio de todos los fondos pasó de 23.234 millones de euros en 1991, a 254.306 millones de euros en 2006. Este aumento se debió a la Inversión Neta de los partícipes (157.089 millones de euros) y a la apreciación que tuvieron los fondos en el periodo 1992-2006 (73.984 millones de euros).

Si la rentabilidad de los fondos no hubiera sido la realmente obtenida para los partícipes, sino el ‘benchmark’ (comparativa) de cada categoría, la apreciación de los fondos en el periodo 1992-2006 habría sido 166.376 millones de euros, esto es, 92.392 millones de euros más de los que obtuvieron, los cuales representan el 125% de la apreciación que realmente obtuvieron los fondos.

Por consiguiente, explican los autores del trabajo, para el conjunto de los fondos de inversión en España, de los 166.376 millones de euros que habrían obtenido siguiendo los ‘benchmarks’ indicados, los partícipes obtuvieron 73.984 millones de euros. Los restantes son debidos a las comisiones explícitas, a las comisiones ocultas y a las decisiones de inversión.

De ahí que, pese a que algunos fondos –aunque pocos, según reconoce el estudio de la Universidad de Navarra- han sido muy rentables para sus partícipes y han justificado las comisiones que cobran a sus partícipes, es recomendable que el inversor realice directamente las operaciones que realizaría una gestora a la hora de contratar un fondo de inversión. Pese a que el inversor individual tendría que pagar más impuestos, afirma, se ahorraría las comisiones explícitas (y casi todas las ocultas).

El estudio concluye afirmando que no es lógico que el estado anime a invertir indiscriminadamente en fondos de inversión, sino que debería animar a invertir solo en algunos (pocos). Los autores de este análisis han sido Pablo Fernández, José María Carabias y Lucía de Miguel.