Lunes 21/08/2017. Actualizado 04:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los mercantes españoles están siendo víctimas de las revueltas árabes. El Canal de Suez se ha convertido en el "Marlboro Channel": se disparan los sobornos con tabaco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Para los buques mercantes españoles –y de todo el mundo- resulta cada vez más difícil y caro atravesar el canal de Suez. La problemática política surgida en la zona durante 2011 ha provocado un aumento sin precedentes de los sobornos exigidos por el personal civil y militar del puerto.

rinos mercantes españoles denominan a Suez como el ‘Marlboro Channel’, haciendo referencia así a la peculiar situación que se vive en los últimos meses en uno de los canales de mayor tráfico marítimo del mundo. Una situación que califican de “preocupante e insoportable”.

Según fuentes del sector naval consulatadas por El Confidencial Digital, las revueltas acaecidas en 2011 en Egipto y los cambios políticos e inseguridad que estas han generado han disparado las ‘tasas’ no oficiales que exige el personal civil y militar que opera en Suez y en Port Said –la puerta del Mediterraneo-.

Sobornos

En la práctica, estos sobornos funcionan de la siguiente manera según fuentes del sector consultadas por ECD:

--El buque que quiere traspasar Suez camino al mar Rojo o al mar Mediterráneo llega ante un muelle del control de seguridad del canal. Allí deben subir varios prácticos para analizar la carga del buque y certificar que todo está correcto.

--Antes de que los prácticos entren al buque, hablan con el capitán del barco y le piden abiertamente “tabaco” como condición indispensable para acceder a subir al barco.

-- La cuantía la fijan directamente ateniéndose al tipo de la carga y al tamaño de la embarcación. La media de lo exigido suelen ser unos 20 o 30 cartones de diez cajetillas cada uno. Y en ocasiones, también dinero –aunque es menos habitual ya que puede ser considerado delito-.

--En caso de que en las bodegas del buque no haya tabaco, o no haya suficiente, el práctico del puerto pone en contacto a la tripulación con un vendedoroficial’ de tabaco. El importe en este caso es muy elevado, “unos 40 dólares por cartón”.

--Tras el ‘pago’, los prácticos acceden a subir a bordo y hacer su trabajo. Una vez certificada la carga y autorizado su paso, el mando del buque debe tener a su disposición más tabaco para ofrecer a personal militar a cargo de la seguridad del Canal.

--El ‘impuesto’ a pagar será mayor en caso de que el peso del buque supere el permitido –casos en los que hay que descargar parte de la carga-. Los estibadores de Suez y Port Said exigen, cada uno, una media de 10 cartones. En caso de no acceder al soborno, se niegan a mover las grúas y su labor será la de “estorbar” cualquier movimiento de la tripulación.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·