Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Cobrar los impagos es posible: diez recetas para recuperar el dinero que deben los españoles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pese al aumento de la morosidad, cobrar los impagos que acumulan los españoles es posible. Un experto en morosología ofrece diez recomendaciones prácticas para poder recuperar las deudas y asegura que esto es posible en el 99% de los casos.

Este particular recetario queda recogido en el último libro del profesor de Credit Management de la Escuela de Administración de Empresas EAE, y director del Centro de Estudios de Morosología, Pere Brachfield, al que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

En ‘Cobro de Impagados. Guía Práctica para la Recuperación de Deudas’, el autor da esperanzas a los cientos de empresarios españoles que se enfrentan al recobro de deudas, pese al aumento de la morosidad y el endurecimiento de las condiciones de acceso al crédito –amplíe más detalles pinchando aquí -.

“Las empresas pueden recuperar el 99% de los impagados mediante una gestión adecuada”, asegura. Lea a continuación algunas de las recetas de este veterano gestor de recobros:

-- ‘La técnica del salchichón’. “Se trata de ir laminando la deuda en lonchas, ya que todos los deudores tienen algún ingreso, y, por pequeño que este sea, se podría fraccionar la deuda en pequeños importes, diluyéndola en el tiempo hasta llegar a su total cancelación”.

-- “Los peores morosos son los amigos, o mejor dicho, ex amigos”, puntualiza Brachfield. El grado de dificultad en cobrar la deuda es directamente proporcional al grado de confianza que existía con el acreedor, añade. En este sentido, apunta que “no debe dar ningún corte reclamar un impago”. “Una gestión de cobro bien hecha y dentro de la cortesía empresarial siempre ayuda a reforzar la imagen de seriedad y eficiencia de la empresa acreedora y le asegura el cobro antes que a otros acreedores”.

-- Detectar a que clasificación pertenece su deudor: moroso intencional (puede pagar pero no quiere), “son los de mala fe, ya que tienen dinero para pagar pero prefieren no hacerlo”; profesionales que no pagan nunca hasta que no se les lleva a juicio; deudores fortuitos, que quieren pagar pero no pueden o los desorganizados, “incompetentes”, que pueden hacer frente a los pagos pero no saben su cuantía. Finalmente, los negligentes que descuidan la buena gestión de su negocio o los circunstanciales, que “son de buena fe y pagarán la deuda si el proveedor les soluciona el litigio en el que se ven envueltos”.

-- Negociación directa y búsqueda de una negociación pragmática, el mejor método para conseguir recuperar lo que le deben. Lo primero, averiguar el motivo del impago, evitar el escaqueo del deudor y conocer su situación jurídica y financiera.

-- Graduar y dosificar los procedimientos de reclamación, empezando siempre de forma amistosa e incrementando la presión si pasa el tiempo y el deudor no satisface el pago.

-- Combinar teléfono, mail, correo ordinario y visita personal, esta última es la “que mejor resultado suele ofrecer”.

-- Las mejores armas contra los morosos: perseverancia, constancia en la reclamación y la insistencia, resume este experto en gestión de impagos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·