Martes 22/08/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El nuevo ‘invento’ de Cristóbal Montoro para rebajar el déficit: ha levantado actas a grandes empresas (Telefónica, Iberdrola, Repsol…) por ejercicios de hace cinco años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cristóbal Montoro ha puesto también en el punto de mira a las grandes empresas en la lucha contra el fraude. Y ha iniciado una práctica nueva: está revisando en todas el pago del Impuesto de Sociedades y el IVA de los últimos cinco años. En más de un caso, la inspección ha acabado con actas por parte de Hacienda y la reclamación de deudas antiguas.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes empresariales de alto nivel, Hacienda no sólo ha lanzado una cruzada contra el fraude que puedan practicar grandes multinacionales extranjeras en España, como Google, Facebook y Apple.

También está revisando con lupa, en este momento, las cuentas de las grandes empresas españolas.

Incluso, según confirman en algunas de estas compañías, muchas de esas revisiones, en principio rutinarias, están acabando en inspecciones más exhaustivas, investigaciones y actas de disconformidad (cuando la empresa y Hacienda no se ponen de acuerdo).

Revisiones del Impuesto de Sociedades e IVA

Según las fuentes consultadas, los inspectores de la Agencia Tributaria están intensificando sus revisiones y comprobaciones, sobre todo, en el pago del Impuesto de Sociedades y el IVA, en las grandes empresas españolas.

La novedad es que los inspectores revisan las cuentas de los últimos cinco ejercicios de dichas compañías, para corroborar que han pagado en España todos los impuestos que les correspondían, cuando la práctica hasta ahora era comprobar solamente los datos de un solo año, correspondiente al ejercicio anterior.

La operación es posible, ya que las tasas están sujetas a revisión por parte de Hacienda hasta cuatro años después, que es cuando, en su caso, prescribiría el delito fiscal.

Grandes empresas

Fuentes cercanas a la inspección de Hacienda explican a ECD que, con la nueva táctica, algunas grandes compañías, como Repsol, Iberdrola o Telefónica, tienen abiertas actuaciones de comprobación e investigación de sus cuentas entre los años 2008 y siguientes. Y todo parece indicar que esas inspecciones acabarán, con toda seguridad, en actas de disconformidad por parte de la Agencia Tributaria.

En las compañías consultadas no niegan que estas revisiones exhaustivas se estén produciendo. Y dan por hecho que Hacienda intentará obligarles a pagar más dinero que lo declarado, como resultado de las comprobaciones que les están realizando.

No obstante, las grandes empresas no están dispuestas a quedarse de brazos cruzados. Afirman que no se van a rendir tan fácilmente. Su plan es entrar en pleitos con el Estado, si de las revisiones de sus cuentas se deriva el pago de más impuestos.

Telefónica tendrá que pagar 135 millones

Telefónica, por ejemplo, llegó la semana pasada a un acuerdo con Hacienda para el pago de 135 millones de euros por las actas de inspección llevadas a cabo por la Agencia Tributaria de todos los impuestos de los ejercicios de 2005 a 2007.

No obstante, hay también otros conceptos de años posteriores con los que la compañía que preside César Alierta no está de acuerdo, pero de los que no ha recibido todavía el acta de disconformidad.

Artimaña de Hacienda para reducir el déficit

En las grandes corporaciones, con las que ha contactado El Confidencial Digital, no pasan por alto la argucia que ha empezado a utilizar el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con esas inspecciones de cinco años en lugar de uno, encaminada a reducir el déficit del Estado.

La artimaña consiste en lo siguiente: cuando se disponen para recurrir la reclamación de las deudas que les plantea la Agencia Tributaria, las compañías tienen que solicitar y presentar un aval bancario por esas cantidades.

El Estado anota la cantidad de ese aval en las cuentas públicas, lo que sirve al ministro para presentar unos números más saneados de lo que realmente están y, por tanto, reducir así el déficit declarado.

La realidad es que Hacienda no dispone de ese dinero líquido en caja –porque no lo ha cobrado aún-, pero, mientras se resuelve el recurso, sí puede contabilizarlo como suyo al tratarse de una operación donde se entiende que la deuda queda liquidada o garantizada a través de ese aval.

Sin embargo, fuentes de la Secretaría de Estado de Presupuestos matizan que este proceso concreto, siguiendo el criterio de la Intervención General del Estado, no tiene efectos en la contabilidad nacional, por lo que no influye en el déficit final. Las inspecciones se enmarcan simplemente en un control estricto de lucha contra el fraude en España.

Se inspeccionan también cantidades prescritas

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que en algunos casos los inspectores de la Agencia Tributaria han solicitado también revisar expedientes de ejercicios ya prescritos. Este confidencial tiene constancia de que ha ocurrido, al menos, en una gran empresa extranjera afincada en España.

Sin embargo, no se trata de una práctica habitual, porque la compañía podría demandar al funcionario por prevaricación, puesto que reclama unas cantidades que ya no le corresponden al estar prescritas, y los técnicos no están dispuestos a asumir ese riesgo.

Solo pagan el 17,7% de sus beneficios

Las grandes empresas sólo aportan a Hacienda el 17,7% de sus beneficios. Es decir, de cada 100 euros que obtienen como beneficios, apenas pagan 18 al fisco.

Las diversas bonificaciones y deducciones existentes en el Impuesto sobre Sociedades permiten, sobre todo a las grandes empresas, reducir notablemente su factura con Hacienda. En tres ejercicios, el pago de impuestos de estas multinacionales se ha reducido en 2,5 puntos porcentuales.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·