Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Más tensión en el Gobierno: Solbes y Montilla discrepan airadamente por el decreto para el fomento de la competitividad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, y el ministro de Industria, José Montilla, se han enzarzado en un pulso a cuenta de un decreto, que debe estar ultimado esta misma semana, sobre una serie de medidas destinadas a regular las tarifas de las compañías españolas. El Consejo de Ministros de este viernes se presume agitado.

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, y el ministro de Industria, José Montilla, se han enzarzado en un pulso a cuenta de un decreto, que debe estar ultimado esta misma semana, sobre una serie de medidas destinadas a regular las tarifas de las compañías españolas. El Consejo de Ministros de este viernes se presume agitado. Según ha sabido ECD, el empeño de Pedro Solbes es establecer una rigurosa batería de medidas destinadas principalmente a frenar la espiral inflacionista. Si por el ministro económico fuera, los precios sufrirían una importante reducción que persigue, por encima de todo, el control de la inflación. José Montilla, por su parte, tiene desde Industria el difícil papel de ejercer de interlocutor de las empresas afectadas. Este Ministerio es el encargado de relacionarse verticalmente con los sectores, que lógicamente están ejerciendo en estos momentos una sutil presión sobre Montilla para que los recibos de los servicios regulados atiendan a sus exigencias y previsiones. En este pulso, Solbes no parece muy dispuesto a ceder, partidario como es de llevar a cabo una “cirugía de hierro” si hiciera falta, con tal de contener la inflación. Lo que parece asegurado es un consejo de ministros muy movido para el próximo viernes, si los dos departamentos no logran acercar antes sus posturas. Algunos analistas destacan que no se trata más que de la clásica disputa entre un ministerio macroeconómico y su homólogo micro. “Estos son —explica un experto- los inconvenientes derivados de la creación de un departamento como el de Industria, que suele ser ‘secuestrado’ por los sectores, que exigen mayor sensibilidad hacia sus intereses”. Probablemente por este motivo, apuntan otro analista, José María Aznar nunca dio el visto bueno a la creación de la cartera de Industria. “Eso supone —alegaban los “populares” por aquel entonces- la hipoteca de la política económica del Gobierno”.

·Publicidad·
·Publicidad·