Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

No habrá ‘caso HSBC’ en España. Los bancos controlan escrupulosamente la manipulación de la información confidencial de sus clientes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los clientes de los bancos en España pueden estar tranquilos: sus datos jamás se enviarán por correo ordinario, sino bajo fuertes medidas de seguridad y protegidos por programas de encriptado y cifrado. Así es casi imposible que alguna entidad bancaria nacional extravíe un CD con datos de sus clientes.

HSBC acaba de reconocer la pérdida de un disco con datos personales de 370.000 clientes, entre los que se encuentran el nombre, la fecha de nacimiento y detalles de seguros de los clientes: véalo aquí. El CD se perdió hace unas cuatro semanas cuando una filial de Southampton se lo envió por correo a una aseguradora. Un portavoz del banco ha insistido en que es muy baja la posibilidad de que alguien utilice los datos financieros para cometer fraude y ha declarado que esta información está protegida con una contraseña. Sin embargo, tal y como denuncian desde el mercado bancario nacional, “si no está cifrada, esa contraseña no habrá servido de nada”.        

César Iglesias, experto de protección de datos del bufete Díaz-Bastien & Truhán, asegura a El Confidencial Digital que “en España esto no sucederá nunca”. Iglesias explica que el envío de este tipo de información “no se puede hacer así, ya que no se reúnen todas las garantías” de seguridad y confidencialidad. Los datos de clientes que manejan las entidades bancarias son consideradas en España como datos de nivel medio, lo que supone que están sujetos a controles del soporte de almacenaje de información, y que desde las propias entidades se debe seguir un registro de entrada y salida de los datos.

Iglesias añade que no hace falta encriptar estos datos, pero que el titular de esa información –en este caso, los bancos y demás entidades financieras– debe garantizar la confidencialidad de los mismos. Respecto a si en España podría darse un caso como el de HSBC, responde tajante que “a ningún banco español se le ocurriría” utilizar un método de envío como el empleado en Gran Bretaña.

De la misma opinión son los responsables de varias entidades financieras españolas consultadas por ECD, quienes señalan que la política de los bancos y cajas establece explícitamente que no se realicen envíos de información confidencial fuera de la entidad si no se han cifrado previamente.

El recurso al envío de un CD por correo ordinario es calificado de “surrealista”, como apuntan desde uno de los principales bancos con presencia en España. En la mayoría de los casos, la información de este tipo viaja ‘online’ y protegida mediante complejos sistemas de cifrado y criptografía. “Si alguien se encontrara unos datos con estos algoritmos, sólo le serviría para tirarlo a la basura”.

Desde otro de los grandes grupos de la banca internacional, con fuerte representación en España, revelan que la normativa española les lleva a adoptar medidas técnicas y organizativas para evitar el acceso no autorizado a las informaciones confidenciales de que disponen. “No es normal que hayan tardado tanto tiempo en darse cuenta” de la pérdida en HSBC, añaden.