Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Nueva escenificación del “reparto de poderes” entre Montilla, Sebastián y Solbes: Economía colocará a Berenguer en el TDC

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esta semana se producirá el relevo de Gonzalo Solana al frente del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC). El ministro Pedro Solbes impondrá a su amigo personal Luis Berenguer, por delante del titular de Industria y del asesor económico de Zapatero.

Esta semana se producirá el relevo de Gonzalo Solana al frente del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC). El ministro Pedro Solbes impondrá a su amigo personal Luis Berenguer, por delante del titular de Industria y del asesor económico de Zapatero. El abogado alicantino Luis Berenguer, de 59 años, es el candidato mejor situado para regir, durante los próximos cinco años, el TDC. Berenguer fue diputado del PSOE en el Congreso en la cuatro primeras legislaturas y consejero de Administración Pública de la Generalitat valenciana. Además, tiene una amplia experiencia como europarlamentario y ya ha sido vocal y vicepresidente del Tribunal de Defensa de la Competencia, organismo en el que prestó sus servicios desde el año 1995 hasta 1999. Está considerado como un experto en materia de competencia y, a pesar de su militancia socialista, no se trataría de un nombramiento de carácter político sino más bien de la designación de un técnico para el puesto. Este perfil sirve para definir perfectamente a su propio mentor, Pedro Solbes, el ministro más “técnico” del gabinete Zapatero y amigo personal de Berenguer. Un hecho del pasado confirma la estrecha relación que une a Berenguer con el titular de Economía: el alicantino cedió su acta de diputado a Pedro Solbes para que este pudiera acceder al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en 1991. Catorce años después de aquel gesto, Solbes podrá devolverle el favor a su colega pues, a pesar del pulso que mantienen el propio Solbes con Montilla y Miguel Sebastián por colocar a personalidades de su confianza en puestos de relevancia en las principales instituciones, en esta ocasión será el primero el encargado de designar. El relevo del máximo responsable del Tribunal de Defensa de la Competencia le corresponde a Economía, al igual que la elección del presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El ministro de Industria situó sin embargo hace unos meses a los máximos mandatarios de las comisiones de la Energía (CNE) y de las Telecomunicaciones (CMT). El asesor económico de Zapatero en Moncloa, Miguel Sebastián, se mueve mientras tanto “entre bastidores” pero con una “plana mayor” de consejeros que actúan casi como un Ministerio en paralelo. Gracias a su hábil gestión, llegó Carlos Arenillas a la vicepresidencia de la CNMV. No obstante, en esta ocasión, tampoco ha podido mover pieza. Termina así, con victoria para Pedro Solbes, un nuevo capítulo en el reparto de poderes en los órganos económicos del Estado entre los tres dirigentes socialistas con más influencia. En la lucha por colocar hombres afines le tocó el turno al ministro de Economía. Mientras tanto, el portavoz de Economía del PP, Miguel Arias Cañete, sigue insistiendo en su oposición a este relevo. Para Arias Cañete, lo más sensato sería esperar al próximo mes de marzo para efectuar una renovación más amplia en el Tribunal. Esta sugerencia del Partido Popular tiene que ver con el hecho de que al relevo de Solano en el TDC, le sucederá el de los tres vocales cuyos mandatos vencen en marzo. Se trata de Julio Pascual, Miguel Comenge y Francisco Javier Huerta. El nombramiento del presidente y de los vocales es irrevocable por un período de cinco años, renovables una sola vez.