Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Pérez Escolar y Otegui valoran seriamente la impugnación del magistrado que juzgará a Botín por las indemnizaciones millonarias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El caso de las jubilaciones millonarias, que sentará en el banquillo al presidente del Santander Central Hispano (SCH), Emilio Botín, parece destinado a nuevas sorpresas. Según fuentes de toda solvencia consultadas por ECD, las dos acusaciones particulares de este proceso, Rafael Pérez Escolar y Francisco Franco Otegui, estarían muy cerca de impugnar al juez Bermúdez tras su inesperado nombramiento.

El caso de las jubilaciones millonarias, que sentará en el banquillo al presidente del Santander Central Hispano (SCH), Emilio Botín, parece destinado a nuevas sorpresas. Según fuentes de toda solvencia consultadas por ECD, las dos acusaciones particulares de este proceso, Rafael Pérez Escolar y Francisco Franco Otegui, estarían muy cerca de impugnar al juez Bermúdez tras su inesperado nombramiento. Tanto el ex consejero de Banesto en época de Mario Conde, Rafael Pérez Escolar, como el abogado Francisco Franco Otegui reconocieron en su día su sorpresa y estupor por la sustitución de la magistrada Ángela Murillo -inicialmente nombrada como presidenta de la Sala de lo Penal que juzgará a Botín- por el juez Javier Gómez Bermúdez. Se da el caso de que Javier Gómez Bermúdez tiene un pasado bien surtido de sentencias contrarias a los intereses de Rafael Pérez Escolar en los procedimientos civiles que este lleva emprendidos contra Banesto. Por este motivo, Pérez Escolar y Franco Otegui sopesan en estos momentos la impugnación del juez que, tras una "extraña maniobra", se hizo con la presidencia de la sala. Hay que recordar que el próximo 10 de enero, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará a Emilio Botín, al ex presidente del Santander Central Hispano (SCH) José María Amusátegui, y al ex consejero delegado Angel Corcóstegui. Los tres ejecutivos se enfrentan en este proceso a penas que pueden alcanzar seis años de prisión (en el caso del actual presidente del banco podrían ser incluso dos las penas), así como a multas y a la posibilidad de inhabilitación para administrar sociedades, si se demuestra que Amusátegui y Corcóstegui recibieron millonarias indemnizaciones al dejar la entidad "para dejar el campo libre a Botín".

·Publicidad·
·Publicidad·