Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Repsol YPF no teme que la política de Hugo Chávez afecte a los negocios petroleros de la compañía en Venezuela pero reclama seguridad jurídica en otros países

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El proyecto de Repsol YPF en Venezuela no tiene nada que temer, aún en el caso de que se apruebe la consulta popular propuesta por el presidente venezolano: “nuestro marco jurídico es estable y el referéndum de Chávez no nos afectará para nada”.

La clave de la tranquilidad que parece reinar en la petrolera española es el cambió que realizó hace dos años del marco jurídico de su negocio en el país sudamericano: pasó de ser una operadora de negocios a tener un modelo de empresa mixta: “mitad es Repsol y mitad es empresa estatal venezolana”, aseguran a El Confidencial Digital fuentes oficiales de la compañía. Que añaden: “Este modelo es oficial, estable y nos sentimos confortables con él”.

Repsol YPF fue la primera empresa española en firmar este nuevo marco jurídico y lo hizo en marzo de 2005, “con lo que el proyecto lleva dos años vigente y es el primer reflejo de Hugo Chávez en una empresa española.”

De este modo, en la compañía que preside Antonio Brufau no producen ningún temor las palabras pronunciadas por Chávez, como estas: “Voy a meter el ojo a las empresas españolas a ver qué están haciendo aquí”, “van a tener que rendir más cuentas”, “las relaciones políticas, económicas y diplomáticas con España van a ser sometidas a una profunda revisión” o “no es imprescindible para nosotros la inversión española en Venezuela… no la necesitamos”. Sin embargo, desde la petrolera española sí se subraya que en algunos países iberoamericanos no parecen estar apreciando los beneficios que conlleva la inversión privada. Y se reclama mayor seguridad jurídica en Latinoamérica.