Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las academias se han quejado ante el Gobierno

La mayor oferta de empleo público de la historia de España tiene truco

Son 250.000 plazas, y los aspirantes ajenos a la Administración no consiguen acceder a temarios de examen que sí conocen los interinos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las oposiciones a la Administración General del Estado más esperadas de la última década van a ser prácticamente inaccesibles para ciudadanos que no hayan trabajado para el Estado, al menos como interinos. El temario específico exigido en los exámenes de acceso no se puede estudiar porque ningún ministerio lo ofrece, aunque es conocido por los empleados públicos temporales.


Montoro, en la firma de la oferta pública con los sindicatos. Montoro, en la firma de la oferta pública con los sindicatos.

El pasado 29 de marzo, el Gobierno y los representantes sindicales firmaron la que se llamó “la mayor oferta pública de empleo de la democracia” para los próximos tres años. Así, al menos, la definió Miguel Borra, presidente de CSIF, que situó en 250.000 la cifra total de nuevas plazas para la Administración General del Estado.

El cálculo de UGT era aún más optimista, ya que hablaba de 350.000 plazas, mientras que Comisiones Obreras y el propio Ejecutivo situaban la oferta final en una horquilla de entre 250.000 y 300.000. No obstante, todos coincidieron en señalar otro dato: con esta oferta, se reduciría a un 8% la temporalidad en la Administración Pública.

Pues bien. Este último cálculo, que en su día pasó prácticamente inadvertido, esconde, según responsables de las academias que forman a los opositores, unos exámenes de acceso restringidos, que parecen diseñados “a dedo” para los actuales interinos y reducen prácticamente a cero las opciones de éxito de los aspirantes ajenos a la Administración.

Un temario “inaccesible”

Las fuentes consultadas por El Confidencial Digital confirman que esta convocatoria tiene truco. El objetivo real de estas oposiciones es “convertir a los interinos en fijos”. Para ello, “los exámenes están diseñados a su medida”. Los opositores que no han trabajado en los departamentos donde figuran las plazas ofertadas están en “clara desventaja”.

Desde las academias especializadas en la formación de opositores explican que los candidatos que no han estado nunca en la Administración sólo “pueden estudiar sin problemas” el temario general, dedicado a la Constitución, al Gobierno, al funcionamiento del sector público... Pero “todo se complica cuando se llega a la parte específica”.

Las academias han llegado a esta conclusión tras revisar las convocatorias de empleo público difundidas desde el Ministerio de Hacienda para un total de 12 órganos de la Administración General del Estado. En todas ellas, afirman, existe un denominador común: “En los anexos de las convocatorias, aparece un temario específico imposible de preparar”.

Las fuentes consultadas por ECD han trabajado a conciencia las pruebas selectivas para diferentes ministerios y ofrecen varios ejemplos para demostrar la imposibilidad de asimilar, “desde fuera de la Administración”, algunos de los temas exigidos por los convocantes de las oposiciones. A saber:

-- En Empleo, se convocan un total de 17 plazas. Para aquellas dedicadas a los llamados “servicios comunes”, exigen, además de conocimientos sobre el funcionamiento de la Unión Europea –que pueden ser consultados a través de diversas fuentes-, conocer a la perfección planes específicos de empleo aprobados por el Ministerio, como la adaptación del llamado Fondo Social Europeo.

-- En Economía se ofertan un total de 40 plazas. Para las dedicadas a “servicios comunes” –donde no se exige una titulación específica- se pide, además de dominar la Constitución y el Régimen Jurídico de la Administración -temas que puede impartir cualquier academia- conocer las políticas de igualdad de Género, el plan de Igualdad entre mujeres y hombres en la Administración General del Estado y sus Organismos Públicos; políticas contra la Violencia de género;  discapacidad y dependencia; y las funciones específicas del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

-- En el Ministerio de Energía y Turismo ocurre lo mismo: además de saber el funcionamiento del Gobierno y de las Cortes, se exige el conocimiento de tareas como “el despacho del material del almacén”; la supervisión del personal de almacén a su cargo; el control de entradas y salidas de materia; y la clasificación de los materiales y mercancías de almacén. Son materias que solo domina el personal laboral del Ministerio que ya ha trabajado en ese área.

-- En el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se han convocado plazas para cubrir vacantes en museos. Además de exigirse conocimientos sobre “el concepto de Museo” y saber cuáles son los “Museos Estatales dependientes del Ministerio”, se pide también estar al día sobre la “seguridad de edificios e instalaciones y su aplicación en los museos”; “la normativa básica en emergencias y autoprotección en museos”, y los “medios técnicos y humanos de protección contra incendios”.

Las academias no pueden ofrecer formación

Los responsables de las diferentes academias de preparación de oposiciones consultadas por ECD explican que, en sus centros, pueden preparar a los aspirantes para “saberse la Constitución, el funcionamiento de las Cortes o del Ministerio específico al que aspira a entrar”. Nada más.

“Es imposible”, añaden, elaborar un temario con los conocimientos que se adquieren solo “gracias al trabajo del día a día en esos departamentos”. Entre otras cosas, añaden, porque “en los ministerios no especifican las fuentes a las que acudir para preparar ese temario”.

De ese problema, de hecho, son conscientes los propios ministerios, que ya han recibido a varios candidatos solicitando “libros o textos” para formarse y no les han podido responder otra cosa: “busca en Internet”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·