Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Queremos saber

La seguridad en el automóvil. Sistemas de ayuda a la conducción

Los automóviles de nueva generación incorporan una serie de dispositivos que, además de facilitar la conducción, contribuyen muy eficazmente a elevar los niveles de seguridad gracias a su función preventiva.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se trata de las llamadas ayudas a la conducción.


La seguridad en el automóvil. Sistemas de ayuda a la conducción La seguridad en el automóvil. Sistemas de ayuda a la conducción

Manuel Reyes

En la misma línea que otros muchos elementos relacionados con la seguridad, estas ayudas también  se han democratizado en los últimos años para encontrar  acomodo, algunas de ellas, hasta en los pequeños coches ciudadanos.

Sistemas como, el asistente de frenada en ciudad para evitar atropellos, el sistema anti-colisión frontal, el control de ángulo muerto, la alerta de cambio involuntario de carril, el asistente de aparcamiento automático, el lector de señales de tráfico, el detector de fatiga o el asistente de luz de carretera hacen de la conducción una actividad mucho más segura, ejerciendo de fieles ayudantes para el conductor.


El sistema anti-colisión frontal capta todo lo que pasa delante del vehículo. En caso de que la distancia de seguridad  con el vehículo que circula delante se reduzca peligrosamente genera un aviso sonoro. Si el conductor no reacciona aplica una frenada parcial y, por último, si la distancia se sigue reduciendo, el coche frena a fondo automáticamente.

Mediante la lectura de las rayas de la carretera por parte de una cámara situada en la base del espejo retrovisor interior, el sistema de mantenimiento de carril o la alerta de cambio involuntario de carril es capaz de detectar si el automóvil se está apartando del carril por el que circula. Cuando pisa la raya de un lado u otro un aviso sonoro, una vibración en el volante o en el asiento advierte al conductor.

Los más sofisticados incluyen una función de retorno al carril mediante un ligerísimo giro automático del volante o aplicación asimétrica de frenos.


Este aviso no se produce si se acciona el intermitente con la clara intención de pasar a otro carril. En este caso también se cuenta con un buen aliado, el control de ángulo muerto, también conocido como asistente de cambio de carril. Dicho sistema es capaz de detectar a los automóviles que circulan a ambos lados del nuestro, justo en la zona de los ángulos muertos.

Una luz de advertencia ubicada en los retrovisores exteriores o en su carcasa se enciende cuando detecta la proximidad de un vehículo por cualquiera de los flancos. Si en este instante se acciona el intermitente con la clara intención de adelantar, por ejemplo, entonces dicha luz parpadea a la vez que se emite un aviso sonoro.


Pero lo que constituirá un auténtico revulsivo será la conducción autónoma. Aunque todavía queda mucho camino por andar, lo cierto es que algunos vehículos incorporan inéditos automatismos que confirman que se está avanzando en la dirección correcta.

Si bien para su completa implementación habrá que dar tiempo al tiempo. Pero por el momento,  constituye un claro ejemplo, el nuevo Audi A8, que muestran de forma clara y contundente el camino hacia el futuro. El nuevo Audi A8, la cuarta generación del modelo, puede tomar el control de la conducción en determinadas situaciones haciéndose cargo del acelerador, de la dirección y del frenado, lo que le permite una conducción pilotada de nivel 3.

Esta función se introducirá a partir de 2018.


El nuevo modelo de la marca de los cuatro aros es, el primer vehículo que ofrece el asistente Audi AI traffic jam pilot, un sistema que le permite circular automáticamente en atascos. Con tráfico lento, el coche toma el control de la conducción, hasta una velocidad de 60 km/h.

Durante la marcha en modo pilotado, un Controlador Central monitoriza permanentemente el entorno mediante las informaciones que transmiten distintos sensores.

Además de un radar de largo alcance, cuatro radares de medio alcance situados en las esquinas, doce sensores de ultrasonidos, cuatro cámaras de visión periférica 360º, una cámara de video 3D situada en la parte superior del parabrisas y una cámara infrarroja en la parte frontal, se suma una auténtica primicia que resulta crucial, el escáner láser.


Un total de 24 componentes son los encargados de monitorizar el entorno del vehículo para que pueda tomar el control de la conducción. Gracias a la fusión de todos los datos recogidos por estos sensores en el  Controlador Central de asistencia al conductor, el Audi A8 calcula una imagen muy precisa de su entorno.

Es necesario resaltar que para la conducción automatizada resulta clave, el nuevo escáner láser, capaz de cubrir un amplio ángulo de detección, hasta 145º, cuatro veces superior al de un radar convencional.


También te puede interesar...

Tendencias

Nace Esquiades SnowFun, la 1ª feria de nieve experiencial en España. Leer

Estilos

¡Décimo aniversario de LiLash! Leer

Gourmet

Nace Moonwater, el único refresco del mundo embotellado exclusivamente en luna llena Leer

Cuídate

Supera la vuelta a la rutina, tanto dentro del trabajo como fuera Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·