Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La historia que ha contado Carlos Dávila: una persona 'con pinta de agente del CNI' se presentó en su despacho y le enseñó la pistola. Asegura que todo lo que sabe se lo debe a Cebrián, Pedro J. y Anson

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El director de La Gaceta, Carlos Dávila, ha contado hoy una historia que le sucedió en su despacho del periódico. Asegura que “un señor que tenía pintas de ser del CNI” se presentó ante él y le dijo que “en la carretera de La Coruña (sede de los servicios secretos) no gustaban las exclusivas de su diario sobre la negociación del Gobierno con ETA y Batasuna.

El hecho que ha relatado Dávila sucedió de la siguiente forma: en enero de 2010, La Gaceta publicó que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero estaba negociando con ETA y Batasuna de la mano de Jesús Eguiguren. Desde entonces, asegura, han recibido varias “imprecaciones y amenazas”. La más flagrante ocurrió cuando este supuesto agente del CNI se presentó en su despacho.

Le dijo que venía advertirle dos cosas: la primera, que “no nos está gustando lo que estáis publicando”. ¿No está gustando a quién?, preguntó Dávila. “A la carretera de la Coruña”, respondió este presunto espía.

La segunda advertencia fue que “nunca dejes entrar en tu despacho a un hombre armado como yo”. El agente despejó de su cintura su chaqueta y le mostró una pistola.

En este desayuno, organizado por el Foro Nueva Comunicación, Carlos Dávila también ha contado los siguientes datos:

-- Todo lo que ha aprendido de periodismo se lo debe a cuatro personas: Emilio Romero (director de Pueblo), Pedro J. Ramírez (de quien ha dicho que “ha sido mi amigo”), Cebrián y Luis María Anson.

-- Asegura que le parece una “tontería de un calibre bochornoso” tildar al portero del Real Madrid, Iker Casillas, de derechas por haber apoyado el número especial del primer aniversario de La Gaceta. Ha dicho que si en España se celebrara un “congreso de tontos” debería hacerse en el Bernabéu, donde podrían caber todos.

-- Se desvincula del régimen de Franco. Dice que le produce aburrimiento hablar de Franco. Aunque en el inicio de su intervención, Dávila ha comparado la puesta en marcha de La Gaceta como cuando Franco inauguraba pantanos en España.

Ha desvelado una anécdota que le sucedió cuando el dictador agonizaba: Dávila trabajaba entonces en ABC interpretando los “sesudísimos partes médicos de Franco”. Una persona del régimen le dijo: “Si usted tiene afecto a su carnet de periodista, deje de decir que se va a morir”. “La palmó, se murió y a otra cosa, mariposa”, ha sentenciado el director.

-- Ha citado trece veces la palabra “socialista” en su discurso de 30 minutos.

-- La Gaceta, según sus cálculos, vende 70.000 ejemplares de manera directa. Ha criticado el sistema de encartamiento en otras cabeceras que emplean El Mundo, ABC y Público. En unos meses, asegura que alcanzaran los 100.000 ejemplares.

-- Reprocha a Alberto Oliart que en ‘Los desayunos de TVE’ no se incluya a La Gaceta en el resumen de prensa. Asegura que el presidente de RTVE le ha respondido que no lo hacen por difusión. Ha criticado que hace unos días se incluyera a La Nueva Rioja en ese espacio.

-- La Gaceta ha publicado en un año y 20 días un total de 132 exclusivas.

-- Sobre el caso de José Bono ha dicho que el presidente del Congreso ha creado a su alrededor en el que se encuentran los cardenales de Roma hasta el último “diputadillo” del PP. Le parece una anomalía democrática que siga presidiendo la cámara baja.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·