Lunes 25/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La Conferencia Episcopal mira preocupada la intención de Emilio Burillo de convertir Popular TV en una cadena religiosa: los obispos quieren que haya también programas generalistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Emilio Burillo Azcárraga entró hace un mes en el accionariado de Popular TV, y la Conferencia Episcopal ya empieza a preocuparse por los planes del empresario mexicano. Pretende convertir la cadena en una televisión religiosa, mientras que los obispos españoles son partidarios de mantener una parrilla generalista.

Fuentes de la cadena consultadas por El Confidencial Digital confirman que la intención de Burillo Azcárraga es emitir en Popular TV una programación exclusivamente religiosa e incluir a la cadena en ‘Maria+ Visión’, su red mundial televisión católica.

Los obispos, por su parte, no son partidarios de convertirla en una cadena temática y así lo exigieron en el acuerdo con el empresario mexicano firmado hace un mes: se plasmó por escrito que Popular TV seguiría emitiendo programación de carácter generalista. Si no se cumple este acuerdo, la Conferencia Episcopal se ha reservado en el contrato unas cláusulas de desconexión.

La programación que ha emitido Popular TV esta Semana Santa ha hecho saltar las alarmas en la calle Añastro. Las fuentes consultadas por ECD explican que a los obispos no les han gustado en absoluto determinados programas emitidos: se refieren a formatos mexicanos exportados, que han sido incluidos en la parrilla estos días. Existe preocupación

De hecho, en la Conferencia Episcopal están vigilando muy de cerca el contenido de los programas que Emilio Burillo Azcárraga emite estos días. Los obispos llegaron a un acuerdo con el empresario para co-dirigir Popular TV debido a las dificultades económicas que atraviesa la compañía, pero son conscientes de que ello no significa haber firmado un “cheque en blanco” con el mexicano.

Algún obispo ha comentado en privado, en las últimas horas, que la Conferencia es partidaria de emitir programación religiosa pero que “eso no significa que tengan que aparecer veinte sacerdotes por minuto”.

A esta situación hay que añadir que, poco antes de Semana Santa, responsables de los programas de Popular TV recibieron orden de la presidencia de que sus formatos iban a desaparecer a finales de abril por la nueva parrilla en la que estaban trabajando los nuevos gestores. Han sido unos días de perplejidad, pero al final Burillo decidió frenar esos cambios.

En ámbitos eclesiásticos se analiza con escepticismo el modelo que pretende importar el empresario para Popular TV. En México, su cadena de temática religiosa se sostiene económicamente gracias a las aportaciones de los telespectadores, y se duda de algo así pueda funcionar en España.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·