Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

ETA vuelve a poner a los periodistas en su punto de mira: Interior les ha alertado para que extremen las medidas de autoprotección

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; políticos; jueces, fiscales y abogados… y ahora, periodistas. Interior ha detectado movimientos y dispone de documentos que evidencian que ETA ha vuelto a realizar seguimientos a profesionales de los medios de comunicación.

El Confidencial Digital ha podido confirmar que varios periodistas que se encuentran amenazados desde hace años por la banda han recibido órdenes directas recientes del Ministerio del Interior para que extremen sus medidas de autoprotección.

La Policía y la Guardia Civil tienen constancia de que, durante las últimas semanas, ETA está intentado recabar datos precisos sobre los hábitos y costumbres de algunos periodistas: sus horarios, ambientes o si llevan protección personal.

Fuentes de la lucha antiterrorista advierten que la banda podría atentar contra un periodista o contra una sede de algún medio de comunicación escrito, radio o televisión. Incluso, se ha llegado a barajar un posible secuestro.

Además, los actos de vandalismo no han cesado. El pasado domingo, unos desconocidos pincharon dos ruedas del coche de los guardaespaldas de un veterano periodista del País Vasco que se encuentra amenazado por la banda terrorista ETA.

ETA ha amenazado e intentado asesinar a varios periodistas a lo largo de su historia. En el ‘Zutabe’ publicado en diciembre de 2005, arremetía contra los profesionales de la información en un artículo titulado ‘Instrumento de guerra. El poder de los medios de comunicación en contra de Euskal Herria’.

La banda ha enviado cartas y paquetes bomba a varios periodistas como Jesús María Zuloaga, Carlos Herrera, Luis del Olmo o Gorka Landáburu, que perdió varios dedos de una mano.