Viernes 30/09/2016. Actualizado 14:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Gestmusic maniobra para continuar con el liderato de “Crónicas”, con Sardá muy molesto por las acusaciones de telebasura

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La productora catalana responsable de “Crónicas Marcianas” diseña su estrategia para mantener el liderato de su programa estrella, mientras Javier Sardá manifiesta en privado su enfado por haberse convertido en un “icono de la telebasura”. ECD ofrece un análisis detallado de la actual pugna por el liderato en las madrugadas de la televisión.

La productora catalana responsable de “Crónicas Marcianas” diseña su estrategia para mantener el liderato de su programa estrella, mientras Javier Sardá manifiesta en privado su enfado por haberse convertido en un “icono de la telebasura”. ECD ofrece un análisis detallado de la actual pugna por el liderato en las madrugadas de la televisión.

 

Javier Sardá ha sido, hasta la temporada pasada, el líder indiscutible de las madrugadas de la televisión nacional. Con la llegada del otoño y los movimientos realizados por las distintas cadenas esa tendencia parece haber sufrido un significativo frenazo. Tras siete años de dominio absoluto, sus “Crónicas Marcianas” (CM) comienzan a mostrar los primeros síntomas de debilidad, dentro de la buena audiencia que todavía cosecha.

 

El estreno de “El Club de la Comedia”, con un 26% de share, la nueva etapa de “7 días, 7 noches”, los capítulos de “Aquí no hay quien viva” (los tres en Antena 3 TV), y algunas ofertas de TVE están sirviendo para poner en cuestión por primera vez el liderazgo de Sardá.

 

A todo esto hay que sumar el enfado del popular presentador que, recientemente, ha reconocido en privado su hartazgo ante las reiteradas acusaciones de telebasura lanzadas contra él y su programa. Este mismo domingo, uno de los más importantes periódicos de difusión nacional lo calificaba como “el rey de la llamada telebasura”.

 

Personas de su entorno han precisado a este confidencial que a Javier Sardá le importa muy poco lo que la gente opine de él. Lo que le subleva –explican- es la hipocresía. Por eso, añaden, se enfadó tanto el pasado año con el Grupo Vocento: “eran sus propios jefes los que le atacaban, por eso les dijo aquello de ‘no se puede estar en misa y recaudando’, aseguran”.

 

Mientras tanto, la productora responsable de CM, Gestmusic, ha diseñado ya una estrategia precisa para responder a la crecida competencia. El único competidor temible reconocido por la factoría catalana es el segundo capítulo de “Aquí no hay quien viva”, que emite diariamente Antena 3 y da comienzo media hora antes que el programa de Sardá y retrasa casi una hora el inicio del late-night.

 

De este modo, el trasvase habitual de noctámbulos a Tele 5, los miércoles, se demora hasta casi la una de la madrugada, lo que preocupa y mucho a los gestores del programa. No obstante, los creativos de CM cuentan con uno de los grandes valores de su formato: “cada día es una página en blanco que se puede moldear y, aunque este año nos hacen trabajar duro, le vamos encontrando el tranquillo a cada competidor y a cada día de la semana”, explican.

 

“Hasta ahora –añaden desde la productora, los miércoles era el día más flojo y sacábamos alrededor de un 25%. Este último miércoles, nos volvimos locos, le dimos totalmente la vuelta al programa, empezamos por el final e iniciamos el contenido fuerte justo cuando terminó la serie de Antena 3. Con eso subimos el dato al 28’1% que ya luce más. Pura ingeniería programática”.

 

Desde el programa de Sardá se considera que el resto de competidores está controlado: 

 

--El debate de los lunes de TVE, “59 segundos” hace entre un 16% y un 18% (excepto si sacan a Fran Rivera, considerada por Sardá una especie de “competencia desleal”). En Antena 3 TV ofrecen la serie “24” con un resultado similar.

 

--Los martes, “El Club de la Comedia”, también se mueve últimamente alrededor del 16% y el 18%. Hay que tener en cuenta además, que “El Club de la Comedia” empieza a la una de la madrugada y dura 40 minutos seguidos sin corte publicitario. Cuando empieza El Gran Wyoming, Sardá ya lleva una hora bregando contra “La Granja” y contra todos y ya se ha introducido varios cortes. Eso –dicen desde CM- no es competencia directa ni es nada. En tiempo coincidente, “El Club de la Comedia” hace un 17% y Sardá cerca de un 40%. El martes, en TVE, “Lo que me contaron los muertos” a veces hace un 12% o un 14%... en general, muy poco.

 

--Los miércoles, como se decía más arriba, el peor enemigo de Sardá es el segundo capítulo de la serie de los locos vecinos de “Aquí no hay quien viva”. También “7 días 7 noches” de la productora de El Mundo TV, a la una de la madrugada, suele hacer aceptables resultados de share, (aunque pocos espectadores dada ya la hora), según lo escabrosos que sean sus reportajes, que lo suelen ser y mucho (alargamientos de pene, prostitución, travestis, nudismo, bares de orgías, etc.). Desde Gestmusic se considera que la presencia de Teresa Viejo limpia un poco el programa, aunque sigue apostando por el morbo.

 

--Los jueves, la competencia de CM llega de la mano de dos señoritas. Por un lado, Lorena Berdún y sus explicaciones “naturales” sobre el sexo, y por otro, Alicia Senovilla que, mediante la máquina de la verdad y las pruebas del ADN, detecta si las novias de los invitados habían sido putas o si el hijo de un matrimonio es producto de un desliz de la señora con el vecino del tercero. También aquí, los creativos de Sardá consideran controlada la situación: “Dos rombos” llegó a marcar en TVE un 23’9%, pero ha ido decreciendo punto a punto y ahora se mueve en torno al 19%. En Antena 3, “La Hora de la verdad” oscila entre un 19% y un 22%. Este jueves, las dos chicas se intercambiaron el dato de la semana pasada. Lorena explicó las ventajas de la píldora abortiva y consiguió un 23% dejando a Alicia y su polígrafo en un 19%. Sardá mantuvo un debate con espectadores que detestan su programa y consiguió un 27%.