Viernes 09/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La carta que Melchor Miralles envió a Carmen Caffarel quejándose del trato de TVE al programa de Juan Ramón Lucas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La directora de TVE tenía de plazo hasta este lunes para responder a Melchor Miralles, responsable de la productora El Mundo TV sobre el futuro de “Esto es vida”. Según ha podido saber ECD, Caffarel ha recibido una carta del periodista en la que éste se queja del mal trato que Prado del Rey ha dispensado al formato que presenta Juan Ramón Lucas.

La directora de TVE tenía de plazo hasta este lunes para responder a Melchor Miralles, responsable de la productora El Mundo TV sobre el futuro de “Esto es vida”. Según ha podido saber ECD, Caffarel ha recibido una carta del periodista en la que éste se queja del mal trato que Prado del Rey ha dispensado al formato que presenta Juan Ramón Lucas. En la misiva, Miralles deja traslucir dos quejas fundamentales. En primer lugar, el magacine vespertino de la factoría de Unedisa no dispone del tiempo necesario para desarrollar los temas del día. El ente público ha cometido un grave error al reducir el espacio a treinta minutos, que apenas dan para nada. En segundo lugar, “Esto es vida” se emite en una franja inadecuada. El Mundo TV es partidario de cuidar más la programación e introducir en un futuro el formato entre las dos telenovelas que emite Televisión Española, por ejemplo. Hasta aquí, la carta enviada por Miralles a Caffarel. Pero hay más sobre el mencionado magacine. El Mundo TV parece haber propuesto a TVE trasladar el programa al “late night”, con una única emisión semanal, y cambiar su nombre de “Esto es vida” por “Esto es noche”. Fuentes del ente público han reconocido que esta oferta ha sido totalmente descartada por incompatibilidades con los informativos y la rígida postura de los sindicatos. Además, existirían problemas para ajustar el formato de Lucas a la franja de programación infantil que ahora debe autorregularse evitando las temáticas de sucesos y corazón: el punto fuerte del programa de Miralles. Por otro lado, el entorno de la directora general de Televisión Española sigue siendo partidario de intentar situar a Juan Ramón Lucas en las mañanas de La Primera, desvinculándolo de su productora actual. En este caso, la principal dificultad está siendo la actitud del propio presentador, que quiere oír hablar de cualquier cosa menos de pasar a las mañanas.