Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Periodistas de El Mundo denuncian el ‘doble rasero’ del juez Del Olmo y su estrategia para identificar a sus fuentes del 11-M: sospechan que variaba palabras en sus informes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El macrojuicio del 11-M ha llegado a su fin. El diario El Mundo fue el primer medio de comunicación que consiguió publicar el sumario con las investigaciones del juez Juan del Olmo. Profesionales del diario dirigido por Pedro J. Ramírez denuncian ahora en privado algunas actuaciones ‘sospechosas’ del magistrado hacia el periódico de Unidad Editorial, favoreciendo a El País.

El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo envió, tiempo atrás, al director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, una requisitoria para que le remitiera el informe de las investigaciones de los atentados del 11-M que el diario había ido publicando en días sucesivos. El director de El Mundo, como máximo responsable de la publicación se negó en rotundo a enviar esos documentos, acogiéndose al secreto profesional.

Según ha podido saber El Confidencial Digital aquella requisitoria no gustó nada a destacados profesionales y directivos de Pradillo 42, que manifestaron en privado su indignación por lo que consideraron un abuso pues, mientras tanto, el principal periódico de la competencia, El País, seguía los pasos de El Mundo.

Desde el diario de Unidad Editorial recuerdan que mientras a Pedro J. le enviaban estas interpelaciones desde la Audiencia Nacional, el diario de Javier Moreno iba recibiendo filtraciones de la administración, concretamente, de algunos ministerios, y dándoles salida sin que juez alguno les reclamara nada.

“El juez Del Olmo aún no ha abierto la boca” al respecto, “aún no ha dicho esta boca es mía”. “A Prisa nunca se le exigió que entregaran los documentos que tenían en su poder”, resaltan.

Desde El Mundo se interpreta que el juez Del Olmo, que ha pasado años investigando los atentados terroristas, quería dar un escarmiento al diario por las informaciones publicadas, que contradecían, en buena parte, los datos que figuraban en el sumario y al proceso que llevó adelante el propio juez.

Del Olmo ha buscado con ahínco al filtrador del informe con las investigaciones y la requisitoria a El Mundo pretendía eso mismo, siguiendo una táctica precisa, explican desde el diario. El magistrado elaboraba tres copias del informe y se las distribuía a personas que él controlaba, que conocía o que le eran próximas. En cada uno de los informes variaba alguna palabra.

Con esta sencilla fórmula, si Pedro J. le hubiera enviado los documentos, podía haber sabido de donde procedía la filtración, identificando al eslabón infiel.