Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Una comida de alto nivel Prisa-Telecinco, con seis ilustres invitados, sirvió para sellar el frente común que busca asfixiar financieramente a Jaume Roures

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A inicios de la semana pasada tuvo lugar en Madrid una comida que reunió a seis relevantes directivos de medios de comunicación. El objetivo del encuentro era cerrar un pacto dirigido a ‘asfixiar’ a Jaume Roures por vía financiera y preparar la estrategia de presión al nuevo Ejecutivo de cara a la inminente reforma audiovisual.

Según los datos reunidos por El Confidencial Digital, al citado almuerzo acudieron por parte del Grupo Prisa el mismo patrón, Ignacio Polanco, el consejero delegado Juan Luis Cebrián, y Javier Díez de Polanco. Por parte de Telecinco hicieron acto de presencia Alejandro Echevarría, Paolo Vasile y Giuseppe Tringali.

ECD ha podido confirmar que el exclusivo encuentro logró el objetivo para el que había sido diseñado: consolidar los lazos de las dos compañías representadas para fijar un frente común contra un enemigo compartido: Jaume Roures.

El Grupo Prisa ha decidido quemar las naves y echar el resto en su enfrentamiento con La Sexta y la productora Mediapro, conscientes de que en dos años la cadena que preside Emilio Aragón y dirige José Miguel Contreras se habrá hecho definitivamente con los derechos audiovisuales del fútbol. A partir de ese momento, Sogecable y Digital + tendrán muy complicado cuadrar sus cuentas sin los ingresos derivados del pago por visión de los partidos.

Paolo Vasile, por su parte, ha declarado la guerra a Mediapro tras la irrupción de la factoría en la puja por los derechos de la Fórmula 1, a la que acusó de “capitalismo rampante” y de distorsionar el mercado. La animadversión del consejero delegado de Telecinco hacia La Sexta tiene mucho que ver también con otros dos factores:

-- Vasile culpa al éxito de ‘Sé lo que hicisteis…’ al desgaste de su ‘Aquí hay tomate’ que –como confirman las audiencias- no va a ser nada fácil relevar en la parrilla. Las críticas a la telebasura realizadas desde el espacio de Patricia Conde y Ángel Martín han erosionado la imagen del canal.

-- Por otro lado, Vasile nunca olvidará el día en que conoció que su futuro profesional (y el propio puesto de consejero delegado) había estado en peligro por una maniobra de los directivos de La Sexta que, según los datos manejados por Vasile, llegaron incluso al propio Silvio Berlusconi.

De ahí la predisposición de ambos consorcios a ir de la mano contra Roures, Mediapro y La Sexta. La visualización primera de este pacto, llamado a durar en el tiempo, ha sido la emisión este sábado por parte de Telecinco del partido Mallorca-Real Madrid, movimiento dirigido a erosionar la audiencia del rival de Prisa.

En las próximas semanas se pondrá en marcha la segunda parte del acuerdo, con un acercamiento al nuevo Gobierno, a punto de constituirse, con el objeto de que la inminente reforma audiovisual que debe acometer el Ejecutivo tenga en cuenta las demandas de Prisa y Telecinco. La pieza clave en esta operación tiene nombre y apellidos: Alfredo Pérez Rubalcaba, que volverá a ocupar la cartera de Interior y pasa por ser amigo personal de Juan Luis Cebrián.

¿Qué se pretende en este frente? En la citada comida VIP se expusieron los detalles de la maniobra que más daño podría hacer a Jaume Roures: el retraso del apagón analógico. Más aún, lo peor que podría pasarle es que el nuevo ministro de Industria (o el Ministerio designado para tratar de esta materia) decidiera dilatar varios años la implantación en España de la TDT de pago.

Hay que recordar que el retorno de la enorme inversión realizada por La Sexta para la compra de los derechos audiovisuales del fútbol, el baloncesto y la Fórmula 1 pasa por la implantación de la TDT de pago: vea aquí cómo lo explican los propios accionistas. Esta decisión, presumen desde Prisa y Telecinco, podría asfixiar financieramente a Roures y sus socios.

·Publicidad·
·Publicidad·