Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Zeta perfila a contrarreloj el “núcleo duro” de la sociedad que optará al nuevo canal de TV: Cisneros, Schibsted y Vocento, a la expectativa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El tiempo se les ha echado encima. Antonio Asensio Mosbah y sus hombres de confianza negocian estos días, a ritmo frenético, la composición de la sociedad matriz que acudirá al concurso del nuevo canal de televisión en analógico. Según ha confirmado El Confidencial Digital, este paso es previo para cerrar la entrada en el capital de otros socios “menores”: el Grupo Cisneros, entre ellos.

El tiempo se les ha echado encima. Antonio Asensio Mosbah y sus hombres de confianza negocian estos días, a ritmo frenético, la composición de la sociedad matriz que acudirá al concurso del nuevo canal de televisión en analógico. Según ha confirmado El Confidencial Digital, este paso es previo para cerrar la entrada en el capital de otros socios “menores”: el Grupo Cisneros, entre ellos. El pasado 24 de junio, el Gobierno anunció la convocatoria por la que se concederá un nuevo canal de TV, con una cobertura máxima del 70% de la población, que llevará consigo además la adjudicación de una señal en TDT para emitir a la vez en analógico y digital, hasta el apagón de 2010. Desde el primer momento, pero con mucha discreción, el Grupo Zeta ha dado muestras de un gran interés por acudir al proceso. En más de una ocasión, sus directivos han recordado que, una vez concluido su paso por Antena 3 TV —donde llegó a ser el principal accionista y gestor-, “Zeta se ha convertido en el único grupo de comunicación acreditado y de ámbito nacional sin soporte audiovisual”. La oportunidad parece muy propicia y, desde diversos sectores del mundo de la comunicación, se da por hecho que el holding catalán obtendrá lo que desea. No obstante, el calendario parece estar jugándoles una mala pasada a los directivos de Zeta. Según informaciones recogidas por ECD en fuentes cercanas al grupo, existe un cierto nerviosismo pues, a día de hoy, aún no está conformado el “núcleo duro” de la sociedad matriz que se presentará al concurso. En esta fase previa del proceso, el objetivo es asegurar el protagonismo principal de Zeta en esa estructura: por un lado, no se quiere perder el liderazgo del proyecto pero, además, existe el convencimiento de que el Gobierno no concederá una televisión a una sociedad con accionistas mal escogidos. Por lo pronto, en el entorno de la corporación se habla, como decimos, de una negociación “muy, muy a contrarreloj”. Por estas fechas, debía haberse cerrado ya esta fase previa e incluso la negociación posterior con otros grupos que han manifestado interés en estar presentes en el proyecto de Zeta. En esta búsqueda de socios, ya han salido los nombres de algunas sociedades interesadas, como es el caso de las productoras MediaPro y Globomedia, los noruegos de Schibsted (gratuito 20 Minutos), del grupo Vocento o RBA Editores. En este elenco hay que contar además con un nuevo holding, bien conocido en España: el Grupo Cisneros. La compañía que dirige el empresario venezolano Gustavo Cisneros lleva tiempo sondeando el mercado nacional con el objeto de entrar, como socio de referencia, en algún proyecto de interés. Desde el Grupo Zeta han confirmado a este confidencial la existencia de conversaciones entre directivos de ambas empresas sin que, hasta la fecha, se haya podido concretar nada. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en estas negociaciones podría pesar la amistad que existía entre Gustavo Cisneros y el padre de Antonio Asensio Mosbah, una relación que llegó a ser muy estrecha. Gustavo Cisneros, que ya se interesó por la productora de José Luis Moreno antes del verano, aparece año tras año entre los 100 financieros más ricos del mundo que elabora la revista Forbes. Ha sido nombrado recientemente Personalidad del Año MIPCOM 2005, es accionista mayoritario de Univisión, de Caracol Televisión y de AOL Latin America. Los negocios de Cisneros se extienden además a cadenas de supermercados, franquicias de comida rápida o productoras musicales. De hecho, Gustavo Cisneros es conocido principalmente en nuestro país por la histórica y polémica compra de Galerías Preciados —a un precio irrisorio tras su expropiación por el Gobierno de Felipe González-, y su posterior venta y salida de España.