Viernes 22/09/2017. Actualizado 14:30h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La nueva plataforma Telecinco-Cuatro ya tiene organigrama: será dirigida por dos consejeros delegados y habrá un ‘táctico’ al frente de cada una de las ocho cadenas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El comité de integración que trabaja en la fusión Telecinco-Cuatro ya tiene perfilado el organigrama de la nueva compañía que dirigirá el rumbo de la plataforma audiovisual resultante. El esquema replicará la estructura que ya utiliza el grupo Mediaset en Italia.

Según los datos recabados por El Confidencial Digital en fuentes de toda solvencia, en la cúspide de este gran grupo audiovisual en España figurarán dos consejeros delegados: uno se responsabilizará de la gestión Comercial y el otro se hará cargo del diseño de las Televisiones, es decir, de los contenidos. Será algo similar a lo que sucede actualmente en Telecinco donde Paolo Vasile ejerce como CEO de Televisión y Giuseppe Tringali, de Publicidad.

Por debajo de estos máximos ejecutivos habrá dos direcciones generales. Por un lado, un dirección de gestión. Y por otro, una dirección de Producto. Bajo esta segunda dirección general habrá a su vez otras dos divisiones: la que internamente llaman ‘la fábrica’ y la distribución. De la dirección general de Producto dependerá directamente el área de Marketing.

En el actual organigrama de Telecinco, que dispone de una estructura similar, Manuel Villanueva ocupa la dirección general de Contenidos o Producto. Y de él dependen Patricia Marco (Televisión: Programación, marketing y emisiones); Leonardo Baltanás (Producción de contenidos y distribución: Ficción, Programas y Nuevos Proyectos); Chema Bautista (Nuevos Negocios) y Ghislain Barrois (Cine y adquisición de derechos).

En la nueva plataforma resultante de la fusión Telecinco-Cuatro el máximo responsable de ‘la fábrica’ dirigirá un auténtico centro de creación de entretenimiento. Ahí estarán adscritas las llamadas ‘productoras de confianza’ (La Fábrica de la Tele y Mandarina), junto a otras factorías participadas: Alba Adriática (José Luis Moreno) y Big Bang Media (Alberto Carullo).

El departamento de distribución se ocupará, entre otros cometidos, de la programación, los canales y la compra y adquisición de derechos para la nutrida red de ventanas.

Las fuentes directivas consultadas por ECD confirman que, finalmente, en la base de esta estructura y al frente de cada uno de los canales habrá un ‘táctico’ o ‘parrillero’, términos que se emplean internamente para designar a los coordinadores que se ocuparán de ajustar específicamente la Programación de cada cadena: Telecinco, Cuatro, La Siete, La Ocho…

¿Por qué esta estructura? Se evitan duplicidades

Uno de los objetivos que persigue este organigrama –advierten las mismas fuentes- es evitar duplicidades, impedir esas redundancias que originan conflictos, ineficacia, tensiones, pérdidas de tiempo y mucha división. Niccolò Querci y su equipo de integración valora la simplicidad de una estructura piramidal donde hay una clara jerarquía y donde ninguna cadena debe invadir el terreno de otra.

Como decimos, la experiencia de Mediaset en Italia ha sido fundamental. Allí ha surgido una televisión industrial que gestiona tres canales perfectamente segmentados. A saber. Canale 5: cabecera del grupo, una televisión generalista dirigida a toda la familia y que aspira al liderazgo nacional; Italia Uno: los directivos de Mediaset han convertido este canal en una televisión dedicada al público infantil y juvenil; y Retequattro: que concentra toda la oferta de Entretenimiento de Mediaset para el público adulto, especialmente el femenino y la tercera edad.

En estas cadenas el proceso de programación es autónomo, independiente, y corresponde decidirlo a sus jefes de parrilla o ‘tácticos’: Massimo Donelli, Luca Tiraboschi y Giuseppe Feyles, respectivamente. Cada uno vela por el target o perfil del público al que se dirige su oferta. Por otro lado, de forma autónoma trabaja la fábrica. Las creadoras de contenidos preparan, bajo una misma dirección, formatos para mujeres, para hombres, para clases medias, para niños…

Pero antes que nada, esta distribución de cometidos obedece a una cuestión de costes, de dinero. El organigrama que tiene sobre la mesa el equipo de Niccolò Querci facilita, más que nada, un ahorro de costes considerable. Así ha logrado Mediaset comprar un canal completo, como Cuatro, sin recurrir a la financiación de un solo euro.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·