Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La redacción de El País está incómoda con el ‘fuego amigo’ interno derivado de la guerra del fútbol: ‘pedrojotización’, negativas a firmar y olvido del libro de estilo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algunos periodistas del periódico del Grupo Prisa se muestran en privado muy contrariados con algunos daños colaterales que está provocando la ‘guerra del fútbol’ en la redacción del diario. Hay bastante incomodidad con lo que está suponiendo el ataque de El País al Gobierno y Mediapro.

Según los testimonios recogidos por El Confidencial Digital, se trata de una contestación que no va tanto al fondo como a las formas. Los profesionales de la calle Miguel Yuste no entran a valorar si la confrontación con el Ejecutivo Zapatero, Mediapro o TV3, está justificada o no. Se quejan fundamentalmente de los métodos que se están empleando.

En primer lugar, se recuerda con cierto bochorno cómo la cúpula del periódico se ha pasado años despreciando los métodos empleados por Pedro J. Ramírez y su cabecera de El Mundo para obtener lo que su director considerara oportuno. “Llevamos años diciendo que somos distintos a ellos y ahora utilizamos El País, la SER y Cuatro para presionar y amenazar. Es lo que nos faltaba”.

La conclusión que se saca en la redacción es que cuando se tocan cuestiones económicas parece que todo salta por los aires: “se está dispuesto a hacer lo que sea necesario”.

En segundo lugar, hay cierto malestar por el modo de proceder de algunos directivos del periódico. “Es increíble. Nos mandan escribir algunas noticias con un determinado enfoque intencional y, cuando al poco de publicarse, aquello no se cumple, hay enfados y hasta recriminaciones. Ante esto, algunos profesionales han decidido, de un tiempo a esta parte, no firmar alguna de esas piezas para evitar males mayores.

Otro comentario que se escucha en El País, crítico con lo sucedido tras el inicio de la ‘guerra del fútbol’, está relacionado con el silencio sistemático que el periódico ha mantenido hacia las plataformas impulsadas por los empresarios que ahora están en el punto de mira: La Sexta, Público, Mediapro, etc.

“Seguimos aquí la máxima de Cebrián, para el que quién no aparece en las páginas del periódico, no existe. Pero la realidad es otra –replican desde el diario- y a veces se acaba imponiendo pese a los intentos de esconderla”.

Por último, en el periódico del Grupo Prisa tampoco están gustado determinados comportamientos que –explican- pasan por encima del propio ‘libro de estilo’ de El País, un referente deontológico para los periodistas de la casa.

·Publicidad·
·Publicidad·