Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Una revuelta vecinal en Mallorca provoca el traslado a un pequeño pueblo de un “talk-show” que se grababa en la plaza de Palma

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una revuelta de los vecinos, en protesta por el excesivo ruido que provocaba la grabación de un “talk-show” en una plaza mayor, ha provocado que el plató del programa haya sido trasladado a un pequeño pueblo.

Los hechos han ocurrido en Palma de Mallorca. El pasado viernes, El Confidencial Digital adelantaba la presentación de un nuevo formato que estrenará IB-3 el próximo 2 de julio. “Plaza Mayor” contaba, como su propio nombre indica, con el escenario de fondo de la Plaza Mayor de la capital de la isla mallorquina.   Según ha podido saber ECD, los vecinos de la zona, tras las primeras grabaciones y el excesivo ruido que sufrían en sus viviendas por la filmación del espacio, decidieron colocar carteles en los alrededores como medida de protesta. Se quejaban de que el programara se grabara de noche y la música, el público y los aplausos no les permitieran dormir.   Sus quejas fueron desatendidas pero los vecinos no se dieron por vencidos y optaron por acudir a las autoridades. Presentaron un escrito de queja ante el Ayuntamiento de Palma, pidiendo el cese inmediato de la grabación. Han sido un total de 20 documentos registrados en el Consistorio para denunciar, por ejemplo, que la compañía responsable del montaje no disponía de licencia para establecer en la plaza el despliegue mencionado. Los ciudadanos pidieron daños y perjuicios por impedírseles el ritmo habitual de vida y descanso nocturno.   Por otro lado, los empresarios, artesanos, hosteleros y músicos que solían concurrir en la Plaza Mayor de Palma para desempeñar su actividad profesional, también se vieron afectados por la grabación del programa. El montaje del plató, decían, obstaculizaba el paso y no les permitía colocar las mesas de los bares.   Este confidencial se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Palma de Mallorca para comprobar la veracidad de los datos. Un responsable oficial ha confirmado la existencia de todas estas protestas vecinales.   Por ello, y tal y como el Consistorio había pactado con la productora valenciana Granota-Groga para el caso de que hubiese problemas con la grabación del programa, la factoría ha desmontado el set de grabación y se ha trasladado a otro lugar.   De hecho, la productora tiene previsto grabar las cuatro últimas entregas de “Plaza Mayor” en la localidad de Inca, a unos veinte kilómetros de la capital balear.