Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El mal final de las Comisiones de Estudio del PP y los problemas para quienes las integraron

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es la denuncia que hace un afiliado del PP. Cuenta que el partido, estando en la oposición, creó unas Comisiones de Estudios. Se integró en una de ellas y comenzó a colaborar en materias relacionadas con su profesión. Cuál no sería su sorpresa cuando un día comprobó que algún diputado del partido manifestó su ignorancia sobre la existencia de la Comisión, cuando se suponía que estaba asesorando a ese parlamentario. Es el que protagonizó con posterioridad la desastrosa actuación del PP en el asunto del "Prestige", y desde esa actuación ha desaparecido del mapa político.

Es la denuncia que hace un afiliado del PP. Cuenta que el partido, estando en la oposición, creó unas Comisiones de Estudios. Se integró en una de ellas y comenzó a colaborar en materias relacionadas con su profesión. Cuál no sería su sorpresa cuando un día comprobó que algún diputado del partido manifestó su ignorancia sobre la existencia de la Comisión, cuando se suponía que estaba asesorando a ese parlamentario. Es el que protagonizó con posterioridad la desastrosa actuación del PP en el asunto del "Prestige", y desde esa actuación ha desaparecido del mapa político. Los miembros de la Comisión siguieron trabajando. El PP ganó las elecciones y formó Gobierno. Solamente uno de sus integrantes fue nombrado para un puesto de confianza en uno de los gabinetes ministeriales, y al resto se le mandó a su casa, sin una sola palabra de agradecimiento. Las Comisiones se disolvieron a la velocidad del rayo, y durante las dos legislaturas populares no se volvieron a convocar. En la Empresa pública donde trabajaban algunos de los componentes de la Comisión se designó por el Gobierno a un "independiente" como Presidente, el cual, asesorado por elementos cercanos al PSOE, comenzó a hacerles la vida imposible, empujándoles a abandonar la empresa. En otro organismo público donde trabajaba otro de los miembros de una Comisión, otro “independiente” fue nombrado para la presidencia. Lo primero que expresó fue: "Quiero que quede claro que yo no soy del PP". En la remodelación que efectuó, ignoró totalmente a los afiliados o simpatizantes del PP. Uno de los miembros de una Comisión comento estos casos en la sede del PP y recibió esta respuesta: “Nosotros no vamos a actuar como el PSOE”. Y en cuanto los socialistas han ganado, se han dedicado —dice la denuncia- a eliminar de todos los cargos de interés a los afiliados o representantes del PP. El PP mantuvo a muchos simpatizantes del PSOE, que tras el 11M y salieron de sus reductos y ahora están fortaleciendo la actual administración. Además, tienen identificados a los simpatizantes o afiliados al PP. “Estoy convencido, y ése fue mi caso y el de bastantes de mis conocidos, que muchos de los afiliados al PP o simpatizantes, que habían sufrido directamente o en su entorno familiar o de amistades las circunstancias que he expuesto, se abstuvieron de votar en las últimas elecciones, e incluso sé de muchos casos que votaron al PSOE (aunque se hayan podido arrepentir después)”. Tras las elecciones, se ha intentado revitalizar el esquema de Comisiones de Trabajo, sin obtener respuesta. “Información de dentro indica que innumerables afiliados que ocupaban cargos durante la administración popular, y los que van quedando cesados tras las elecciones en otras CC.AA. (por ej. Galicia) están abarrotando los pasillos de Génova mendigando alguna migaja en alguna administración regional popular (por ej. Madrid) o en la propia estructura del partido, que no es capaz de contener esa marea”. “Y ahora llega Rajoy y dice que promoverá la renovación del partido, mediante la colaboración de "independientes". El desprecio que el partido tiene por sus afiliados es verdaderamente suicida. Muchos de esos afiliados son profesionales de prestigio en una u otra materia”. “Estoy convencido de que muchos españoles no esperan ya que el PP pueda ser capaz de representar la salvación y solución de los terribles desafíos que se tienen planteados en estos momentos, y que condicionará la convivencia nacional en los próximos dos años”. “Creo que en los próximos dos años la situación económica y social va a sufrir una brusca degradación, y la solución no estará en manos del PP. Y menos con "independientes". Y tampoco con el complejo de no reconocer que son de derechas. Se niegan vergonzantemente a reconocerlo. A pesar de las promesas de Aznar, nunca se produjo la regeneración en la vida política ni social. Conmigo que no cuenten. Creo que me han sacado del sistema”.

·Publicidad·
·Publicidad·